Celebrities

Olfo Bosé homenajea a Pablo Ráez en una misa funeral oficiada por el Padre Ángel

Olfo Bosé es otro de los rostros conocidos que ha querido recordar al joven Pablo Ráez de una forma muy especial y es que no pudo evitar comprar su caso con el de Bimba. De lo más orgulloso del trabajo y el esfuerzo que hicieron Bimba y Pablo, Olfo invitó a todo el mundo a colaborar con causas como la de cáncer y es que es un problema que cada día está más presente en la sociedad.

CH: ¿No podías faltar a éste homenaje a Pablo?

Olfo Bosé: Yo he conocido de Pablo a título póstumo porque me hablaron... Bueno, yo he tenido relación con esto personalmente y Pablo me parece un luchador, un campeón y una persona que dentro de lo que cabe se ha esforzado durante muchísimo tiempo por algo que parecía impensable en éste país y creo que hay que apoyarle. Su familia y todo el legado que ha generado y hay que animar para toda la gente que pueda necesitarlo.

CH: Dices de Pablo, pero Bimba también.

O.B: Ésta mañana, hemos estado...

CH: Sí, en una carrera.

O.B: Recibiendo un premio, bueno, una especie de placa conmemorativa, mi madre se ha emocionado mucho, era un momento muy emocionante y nada, ya está y ahora pues ya como colofón del día, un momento solidario con el resto de la gente, que al fin y al cabo somos todos iguales ahí.

CH: Siempre con esa sonrisa que es lo que ha querido y ha pedido Bimba...

O.B: Bimba y yo creo que todos, todos los que luchan, lo que quieren es que no sienta pena la gente y que veamos y reconozcamos que son ellos.

CH: Animar desde aquí a la gente a que colabore.

O.B: Efectivamente. No sólo que colabore, sino que también se haga sus prevenciones, se haga sus controles, que acuda al hospital o al médico de cabecera, pero que te prevengas, que escuches tú cuerpo, que lo más importante es saber lo que realmente necesitamos. No os guardéis nada, decidlo todo a todo el mundo, ser sinceros.

CH: Se lleva de otra manera.

O.B: Se lleva de otra manera. La sinceridad, si te la guardas, si te la comes, cáncer sale, no sé qué sale, lo otro sale.

CH: Disfrutar de la vida.

O.B: Efectivamente. Mira, somos unos privilegiados al fin y al cabo. Si no somos capaces de analizar eso como corresponde... ¿Qué nos queda?

CH: ¿Cómo estáis, cómo está la familia?

O.B: Pues estamos ahí, estamos bien. Con toda esa energía de la gente, que ha sido impresionante y tirando para adelante y todo el mundo haciendo la vida que ella hubiese querido desde un principio. Yo creo que qué menos, ¿no?

CH: Y muy queridos y eso también ayuda.

O.B: Muchísimo y eso también ayuda, la verdad es que sí.