Celebrities

Mireia Canalda y Felipe López, felices con el debut como modelo de su hija Inés

Mireia Canalda y Felipe López, una familia modelo con su pequeña Inés. La niña, siguiendo los pasos de su mamá, con tan solo quince meses, hizo su debut como modelo. El motivo, un*desfile solidario de ropa infantil organizado por la revista Petit Style, que se celebró en los jardines del Palau Robert de Barcelona.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Los felices papás no se separan de su niña y acuden con ella a todas partes. En esta ocasión, viajaron a la Ciudad Condal para presentar un evento solidario en el que participaba su pequeña. La pequeña se metió a todo el público en el bolsillo. La pareja, disfrazada de indios durante la presentación, contó un cuento a dos voces escrito por ellos mismos antes de comenzar el show.

Como recordaremos, en noviembre de 2012, cuando estaba embarazada de casi tres meses, la modelo y el ex nadador anunciaron que esperaban su primer hijo, después de nueve meses de noviazgo. La pareja se embarcó en el concurso 'Expedición imposible', grabado en Marruecos, pero dos días antes de comenzar se enteraron de que estaban esperando su primer hijo.

Aun así, decidieron seguir adelante con este reto, pero la dureza del desierto hizo que Mireia*tuviera que abandonar. Mireia y Felipe consiguieron superar la primera etapa del concurso, pero en la segunda etapa la modelo comenzó a sentirse débil, a causa de un virus de estómago, y durante una dura caminata de cinco kilómetros decidió que su aventura debía terminar allí porque su salud era lo primero y estando embarazada era mejor que no continuara. Felipe cuidó de ella y le dijo que lo mejor era que regresaran a casa.

Ahora, casi año y medio después del nacimiento de su hija, Mireia y Felipe están felices en su faceta de padres primerizos. Así les vimos durante el desfile solidario en el que la pequeña Inés se subía por primera vez a la pasarela.

Inés, de la mano de dos niños modelos, paseó como una más. Lucía vestido rojo con lunares blancos y sudadera gris con el dibujo de un corazón rojo con lunares blancos. Desde primera fila, familiares de Mireia y Felipe, fotografiaban orgullosos este día tan especial para todos.

Tras el desfile, los orgullosos papás posaron con su pequeña en brazos. Antes vimos a Mireia cerrar el desfile con su niña. Madre e hija, muy sonrientes, fueron las encargadas de dar por finalizada la pasarela. Fue en ese momento cuando los felices papás se fundieron en un apasionado beso ante la mirada de su niña.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario