Celebrities

Julio José acude a hacer unos recados con su primo

Isabel Preysler intenta hacer frente a uno de los peores momentos de su vida tras el fallecimiento de su marido, Miguel Boyer, el pasado 29 de septiembre a consecuencia de una embolia pulmonar. Desde entonces ha contado con el cariño de sus hijas, Tamara y Ana, así como de su hijo Julio José, quien no pudo asistir al entierro del ex ministro debido a su apretada agenda. Recientemente el joven se dejó ver atendiendo algunos asuntos personales en compañía de su primo Álvaro, hijo de su fallecida tía Beatriz.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El exministro socialista Miguel Boyer fallecía el pasado 29 de septiembre a la edad de 75 años a consecuencia de una embolia pulmonar. El que fuera ministro de Economía en el primer Gobierno de Felipe González sufrió en 2012 una hemorragia cerebral de la que se recuperaba lentamente, pero que le dejó, entre otras secuelas, problemas de movilidad.

JULIO JOSÉ IGLESIAS DE GESTIONES CON SU PRIMO ÁLVARO

Tras su inesperada muerte, su viuda Isabel Preysler quedó sumida en una profunda tristeza. Su madre, Beatriz Arrastia quiso estar a su lado en tan duros momentos, viajando desde Manila (Filipinas) donde reside junto a su otra hija, Victoria.

Vestida de negro riguroso, con un ligero maquillaje, protegida por unas gafas de sol y extremadamente delgada, Isabel Preysler recibía el pésame en la capilla ardiente de su recién fallecido esposo.

Tras asistir a un entierro íntimo y familiar, donde se puso de manifiesto la excelente relación habida entre la reina de corazones y los hijos del primer matrimonio de su marido con Elena Arnedo, ha decidido recluirse en su domicilio, donde está acompañada diariamente por sus hijas Tamara y Ana, así como por su madre, Beatriz Arrastia, a la que le une una enorme complicidad.

Quien también quiso estar al lado de su madre en estos difíciles momentos fue su hijo Julio José, que no pudo asistir al sepelio por encontrarse ultimando su nuevo disco en Estados Unidos. Sin embargo días después viajaba de inmediato a Madrid y ha permanecido inseparable de ella.

El pasado jueves Julio José Iglesias abandonaba el domicilio materno para realizar algunas gestiones. El joven acudía a una sucursal bancaria acompañada por su primo Álvaro, hijo de su fallecida tía Beatriz.

El artista lucía uno de sus habituales looks con vaqueros, chaqueta de piel que combinaba con una moderna gorra y enormes gafas para pasar desapercibido. Mientras su primo atendía una llamada telefónica, Julio esperaba pacientemente la llegada de un vehículo que viniera a recogerles.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario