Celebrities

Jennifer López confiesa que en la primera cita nunca se queda a dormir con nadie

"Estaba comiendo en un sitio y le vi entrar por la puerta. Más tarde le seguí fuera y, por alguna razón, decidí tocarle el brazo y le dije: 'Hola, Alex", desvela en el programa de Ellen DeGeneres sobre su primera cita con Alex Rodríguez. 

La cantante de 47 años confesó que no se queda nunca a dormir con nadie en la primera cita. 


  • Jennifer López

Jennifer Lopez parece estar abonada al espacio de Ellen DeGeneres, donde estuvo por segunda vez este año, y una vez más la presentadora logró que la estrella hablara de su nuevo romance. Después de bromear sobre su última conversación, en la que la artista confesó que le gustaba Harry Styles, la maestra de ceremonias, con su habitual estilo, pidió detalles de cómo fue el primer encuentro con Alex Rodríguez.

"Sí, nos lo estamos pasando muy bien juntos", contestó a su interlocutora al nombrar a su nuevo novio. No solo confirmó el romance, sino que también dio detalles de ese primer encuentro con la leyenda del béisbol.

"Estaba comiendo en un sitio y le vi entrar por la puerta. Más tarde le seguí fuera y, por alguna razón, decidí tocarle el brazo y le dije: 'Hola, Alex'. Él me respondió y eso fue todo", comentó la cantante de 47 años. Pero para Ellen y para su audiencia esta respuesta se quedaba muy corta, por lo que le pidió que le diera detalles del escenario donde se vieron y si se intercambiaron los números de teléfono. "Fue él quien me dijo que deberíamos quedar algún día y le dije: 'Perfecto, ¿sabes cómo encontrarme?, ¿tienes mi número de teléfono? Él lo tenía desde hacía años. Me propuso salir a cenar. Fue muy agradable", añadió.

La curiosidad de la presentadora no tenía límites y le preguntó si después de la velada hubo 'fiesta de pijama', a lo que Jennifer respondió enérgicamente: "No, no, no. Mamá no se queda a dormir con nadie en la primera cita". Se llamó a sí misma 'mamá' porque detrás de bambalinas se encontraban sus mellizos, Max y Emme, que en un momento del programa salieron a saludar a Ellen y a los presentes.

La niña llevaba un vestido de color púrpura y parecía una 'mini JLo', pero a su hermano no le hizo tanta gracia salir al plató. Con cara de enfado se escondió detrás del sillón donde se encontraba su madre, pero esta le reprendió y le pidió que saliera a saludar. Ellen se dio cuenta rápido de lo que quería en realidad el niño, meterse en el cajón donde un miembro del equipo del programa se escondió para darle un susto a la invitada. Así hizo, provocando la sonrisa del pequeño.

Poco se habló del motivo de esta segunda presencia en el programa, World Of Dance, un nuevo talent show de baile en el que está implicada también como productora ejecutiva y que se estrenará pronto en las pantallas de la NBC.