Celebrities

Gabriel García, sobrino de Manolo Escobar nos presenta la biografía de su tío

A punto de cumplirse un año del fallecimiento del gran artista Manolo Escobar, que falleció a los 82 años a causa de un cáncer, su sobrino, manager y ahijado, Gabriel García, publica su biografía. "Conversaciones con un hombre bueno" es el título que recibe este libro lleno de vivencias, anécdotas y momentos entrañables del artista, vividos en primera persona por quién estuvo a su lado a lo largo de toda su carrera, su sobrino Gabriel.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Un año después de su pérdida, su familia, su mujer Ana Marx, junto a la que estuvo casado cincuenta años, y su hija Vanessa, no lo olvidan. Por ello, realizarán una misa en su honor el próximo 24 de octubre, además del espectáculo que se encuentran preparando, "Mi carro lo tienes tú", en el actuará la hija del artista.

¿Qué vamos a encontrar en esta biografía?

Sobre todo es un retrato de la persona, más allá del Manolo Escobar que todo el mundo conoce por las entrevistas, la televisión y las actuaciones. Son las vivencias de una persona que ha estado toda la vida con él, yo. Primero estuve de niño con él porque era su ahijado y pasaba las vacaciones con él, de adulto he estado trabajando con él y hasta el final. Hay muchas anécdotas para que el lector se lo pase bien y muestras de las relaciones personales de Manolo con otros personajes de la música o con miembros de la familia.

¿Por qué este título?

Creo que lo que define mejor a Manolo es que era un hombre bueno. Siempre digo que me he inventado una separación entre un hombre bueno y un buen hombre, el buen hombre es el que no fastidia a los demás para beneficiarse, y un hombre bueno es el que da un paso más allá y está dispuesto a salir perjudicado para que otro salga bien.

¿En algún momento hablaste con Manolo Escobar para escribir en un futuro su biografía?

A Manolo le ofrecieron muchas veces escribir sus memorias, pero él nunca quiso hacerlo. Cuando la editorial me lo propuso dije que no porque me parecía que iba en contra de lo que él pensaba. Entonces me propusieron hacer esta especie de retrato que he hecho con mucho cariño. Me preocupaba que al final escribiese sobre él alguien que no lo conociese, quería que hubiese una especie de espejo de lo que él realmente era. Lo que hay en este libro es todo verdad, no he tenido necesidad de inventarme nada.

¿Qué les ha parecido a su mujer Ana Marx y a su hija Vanessa?

Su hija lo ha leído y está encantada. Su mujer está encantada de que lo haya escrito pero no puede opinar porque todavía no ha acabado de leerlo. Es como si lo hubiesen escrito ellas, las vivencias han sido comunes. Les tiene que parecer bien porque es la verdad.

Dices que Vanessa lo ha leído, ¿Qué te ha dicho?

Me dijo que se ha reído mucho y que ha llorado bastante. A cualquier persona que haya tenido relación con Manolo le va a pasar eso. Para su mujer y su hija les están hablando de su vida.

Fuera del escenario, ¿Cómo era el verdadero Manolo Escobar?

No era muy distinto al que la gente se imagina, Manolo era bastante transparente. Para mí uno de los defectos que tenía era que trataba de evitar los conflictos de cualquier manera aunque eso causase un conflicto posterior, esto para otra persona no tiene porque ser un conflicto. Hay cosas que la gente no puede imaginarse, cómo era la relación con sus hermanos o cómo reaccionó cuando un amigo íntimo suyo lo arruinó.

¿Qué destacarías de él?

Destacaría que en el momento en el que vivimos, en el que el código de valores ha cambiado tanto y parece que lo importante es el poder y el dinero, no hace falta ser una persona agresiva para manejarte bien en la vida. Manolo demuestra que se puede ser feliz sin necesidad de llegar a la violencia. Es verdad que él tenía dinero y éxito, pero el Manolo de los año 60 hacia atrás no tenía eso y su comportamiento era igual.

¿Cómo os gustaría que se le recordarse?

No hace falta en pensar en lo que nos gustaría a la familia, cuando Manolo murió vimos en las muestras de cariño y de respeto que la gente lo recordaba con mucho cariño, como alguien de la familia. Cuando ibas por la calle con Manolo la gente lo saludaba como a alguien de la familia a quien hacía tiempo que no habían visto.

¿Cuál es el mejor momento que recuerdas con él?

Es difícil quedarme con un mejor momento. La lección que mejor tengo de él es ver la reacción que tuvo, criticándome, cuando decidí darle estopa a una persona que se había portado mal con él. Me dijo que lo que había hecho no solucionaba nada, solo tenía, de alguna manera, el placer de haberle devuelto yo algunos golpes. Ese tipo de comportamiento son los que me dejan la marca.

Un ejemplo en lo profesional pero también en lo personal, 50 años de casado con Ana Marx, ¿Cuál ha sido el secreto?

Igual que tiene mérito para los que nos gusta comer, hacer dieta, para Manolo tenía mérito tantos años de fidelidad con lo que le gustaban las mujeres (ríe). Era un gran admirador de las mujeres, pero siempre fue una persona fiel. Dormíamos en habitaciones comunicadas, viajábamos juntos, era imposible que en los años que estuve con él hubiese hecho algo sin que yo me enterase. Además, era su confidente.

Hay familias que cuando el pilar fundamental desaparece se alejan, en vuestro caso seguís unidos...

Sí, cuando salían familias de grandes artistas montando movidas Manolo siempre decía que menos mal que él no montaba escándalos. Yo siempre le decía que eso era mérito nuestro, no suyo (ríe). Nunca tuve miedo de que pasara eso porque no había motivos.

Tuvisteis que enfrentaros a los rumores de una supuesta hija secreta*

Eso es porque los sin vergüenzas de "Sálvame" salen y se inventan algo de lo que además no hay nada, no hay pruebas. Nos hemos enterado de que no había nada, que simplemente era por el morbo. El problema es que en televisión se permita eso, que no exista ni un motivo ni una razón para hacer eso.

¿Os afectaron mucho esos rumores?

A mi sí, a mí me dejó tocado, no se me va la imagen de ver la capilla ardiente en directo en medio de la pantalla y en la otra mitad Gustavo inventándose cosas. Eso me hizo daño y no se lo pienso perdonar, es hacer daño por hacer daño, sin ningún fin.

¿Con qué capítulos te quedas?

Los dos capítulos de los que estoy más contento son el primero y el último. El primero te muestra cuál era el criterio de Manolo ante la vida, resume cómo él vivía su profesión, que no era algo para vendar entradas o discos, sino para dar trocitos de felicidad. El último capítulo para mí fue como una catarsis, como no me pude despedir como me habría gustado, aunque murió en mis brazos, es como una carta en la que le explicó lo que ha pasado después, me emociono al decirlo.

¿Tenéis pensado realizar algo especial para el primer aniversario de su muerte?

Vamos a hacer dos cosas. Una desde el punto de vista íntimo, le vamos a hacer una misa en Benidorm, el mismo lugar en el que falleció. La haremos el mismo día que se cumple el aniversario, el 24 de octubre. Además, estamos montando un mini espectáculo con su hija, estarán cuatro actores y será un homenaje, se llamará "Mi carro lo tienes tú". Será una comedia con canciones e imágenes de él.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario