Felipe VI elige para su despacho un cuadro de Carlos III, uno de sus monarcas favoritos

Felipe VI elige para su despacho un cuadro de Carlos III, uno de sus monarcas favoritos