Celebrities

Concha Velasco: "me siento agradecida de poder volver a actuar y a pisar un escenario"

La actriz Concha Velasco ha presentado este miércoles la obra 'Olivia y Eugenio', que se estrenará este viernes en el Teatro Principal de Zaragoza y que supone su regreso al teatro tras su enfermedad. "Me siento tan agradecida por poder volver a actuar, a pisar un escenario y a vivir otras vidas", ha subrayado la actriz.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Concha Velasco vuelve al escenario protagonizando la historia de una madre y su hijo, un joven con síndrome de Down al que da vida Hugo Aritmendiz, que se enfrentan a una situación extrema en la que cuestionan una serie de valores.

"Hace un año leí el texto", cuando "no sabía que me iba a poner enferma y que unirían tantas cosas" a esta obra, ha explicado en rueda de prensa, al destacar la "suerte" que ha tenido al regresar con esta obra "que me está recordando la enorme dificultad que yo he tenido".

"Olivia ha cambiado mi manera de pensar y mi manera de sentir, ella me va a aportar más cosas a mí como persona que yo a ella como actriz", ha afirmado, para indicar que en este momento "quiero olvidarme de todo lo que ha pasado".

En este sentido, ha relatado que "he tenido la suerte de que me cogiesen en el hospital muy pronto, aunque llegué tarde porque ya cuando estaba el año pasado aquí, con 'Hécuba', iba del escenario al hotel sintiéndome muy mal y no lo quería decir, pero todo eso ha pasado y ahora lo importante es Olivia y Eugenio, el estreno en Zaragoza y que el espectador que venga vea el personaje de Olivia".

UNA MUJER "ENTRAÑABLE Y ENDURECIDA POR LA VIDA"

Olivia es, en su opinión, una mujer "entrañable, endurecida por la vida y que ha tenido que afrontar en solitario un hijo con síndrome de Down". Gracias a esta obra, la actriz ha podido saber que se produce "un caso cada 800 partos, que seguramente es algo hereditario, genético, que no tiene que ver la edad", y comprobar cómo recibe una noticia así cualquier familia y "cómo la puede afrontar".

Esas personas "se dan cuenta de que tienen un ángel de bondad, de sabiduría, un eterno niño, un ser ingenuo que está por encima de todos los demás seres de este mundo, eso cuentan Olivia y Eugenio", ha apuntado, para elogiar la "profesionalidad y amor" de Hugo Aritmendiz, un joven que "quiere ser actor" y hacer un musical tras su primera experiencia en el escenario. Así, se ha convertido "en su segunda madre, nosotros nos queremos y queremos que Olivia y Eugenio sea un espectáculo".

Frente al mensaje que lanzaba 'Hécuba', sobre la venganza y el dolor de la pérdida, "ahora conviene decir que los seres puros, como Hugo y como Eugenio, son los que nos harán pensar en este mundo que tenemos", ha comentado, al observar que "tengo la suerte de poder decir a través de los personajes que interpreto lo que me gustaría decir en cada momento".

Ésta será la primera vez que la actriz estrena una obra en la capital aragonesa, donde "he sido muy bien recibida, no solo en Zaragoza, sino en el Teatro Principal". Velasco ha deseado que el espectáculo "sea un éxito" y ha remarcado que los aragoneses han demostrado que "aquí se ama al teatro por encima de todo, haya crisis o no haya crisis, y eso ya me da una seguridad".

"SUDOR, LÁGRIMAS Y ESFUERZO"

El autor del texto, Herbert Morote ha elogiado el trabajo de los dos protagonistas, que "aman en profundidad" el teatro y ha señalado que "es un honor tener a José Carlos Plaza y Concha Velasco como Olivia", dado que la actriz "me ha dado mucho más de Olivia" y ha puesto "sudor, lágrimas y esfuerzo", para dar vida a este personaje.

Morote tiene un hijo con síndrome de Down y en el texto ha reflejado sus preocupaciones y sentimientos, sobre cómo las personas envejecen y qué pasará con su hijo. Ha expresado su preocupación por los recortes de las ayudas en España para familias con personas discapacitadas o dependientes y ha resaltado que con este texto se invita al público a pensar "quién es más normal, si un corrupto, un político o un pederasta o un niño que tiene un ángel" y que transmite a todos su alegría.

El director de la obra, José Carlos Plaza, ha coincidido en que este texto habla de la pureza y "ha tocado mi corazón, lo llevaré siempre conmigo". Ha estimado que esta obra "no tendría sentido sin Concha, que ha pasado por un momento malo en su vida y ha salido adelante", ha agregado, para alabar la fuerza de la actriz que "es como un rinoceronte que nos empuja y nos lleva por delante a todos". Concha Velasco "tiene un talento exquisito y una enorme cultura e inteligencia", ha valorado.

Por su parte, el productor Jesús Cimorra ha detallado que asistió a uno de los ensayos de la obra en Madrid y comprobó que es un texto "conmovedor, impresionante y que va a sorprender mucho", mientras que el actor Hugo Aritmendiz ha agradecido a José Carlos Plaza esta oportunidad.

COMPORTAMIENTO ESPECTACULAR

Respecto a los últimos meses desde que le diagnosticaran un linfoma, Concha Velasco ha agradecido el apoyo de su familia, de sus hijos, y su comportamiento "espectacular", al afirmar que "no tengo palabras para decir lo que he sentido".

También ha sido "maravilloso" las llamadas de sus compañeros de profesión, "incluso de quienes no me habían llamado o no teníamos una amistad cercana", así como el cariño que ha recibido del público, "de la gente por la calle. Me siento muy querida y por eso también tengo la enorme responsabilidad de demostrar una vez más que mi pasión es el teatro".

Sobre la posibilidad de trabajar con su hijo Manuel en alguna producción cinematográfica, ha dicho que "ya me gustaría a mí, pero no me quiere como actriz, aunque creo que cuando vea 'Olivia y Eugenio' se va a dar cuenta de que soy una actriz muy estimable", ha bromeado.

"ME TENGO QUE CUIDAR MUCHO"

Asimismo, ha indicado que ha regresado al programa 'Cine de barrio', "que me gusta muchísimo, me lo paso muy bien viendo esas películas estupendas del cine español, tan denostadas en una época y ahora resulta que todos decimos qué buen cine se hacía antes".

Velasco ha asegurado que "vivo el presente, no me paso la vida mirando para atrás, ni con ira ni sin ira" y, ha insistido, "me encanta hacer 'Cine de barrio', es algo que disfruto mucho".

Sin embargo, "los médicos no me dejan hacer más trabajo y hay una cosa tremenda que voy a echar de menos que es hacer dos representaciones, solo puedo hacer una y lo siento por Jesús Cimarro, a quien dejé colgado con una gira brillante, con veinte compañeros que se quedaron en el paro, que tuvo que devolver entradas en algunos teatros, y ha vuelto a confiar en mí para hacer una obra, sabiendo lo malita que he estado", ha manifestado.

Por ello, ahora "me tengo que cuidar mucho, hacer lo que me mandan, no ponerme afónica, no puedo tomar ningún tipo de medicación, ni cortisona ni todas esas burradas que yo hacía cuando estaba afónica y le pido a Dios, y a la Virgen del Pilar, que me ayude a no defraudar a nadie esta vez y a no ponerme enferma".

'Olivia y Eugenio' se estrenará este viernes, día 26, en el Teatro Principal de Zaragoza, donde podrá verse hasta el domingo, 28 de septiembre. Las funciones comenzarán a las 20.30 horas el viernes y sábado, y a las 18.30 horas el domingo.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario