Celebrities

Ariadne Artiles: "He encontrado a mi compañero de vida"

Pese a que vive a caballo entre Madrid y Nueva York, la modelo ha estado en la capital para presentar la nueva colección de calzado Alpe. Radiante y llena de felicidad, Ariadne Artiles pasa por un gran momento tanto en el terreno profesional como en el personal, y es que en medio del ajetreado ritmo de vida que requiere su profesión, la modelo parece haber encontrado en José María García Fraile a su compañero de vida. Han pasado ya más de tres años desde que surgieron los primeros rumores de relación entre Ariadne y el hijo del popular periodista José María García, una historia de amor que parece haberse consolidado con el tiempo.

CHANCE: ¿Qué es lo que más te gusta de esta colección?

ARIADNE ARTILES: Las botas me vuelven loca. En mi época de boy scout, con doce años, descubrí las botas de campo y es lo mejor que me ha pasado nunca. Siempre he vestido con botas camperas. Cuando una modelo representa a una marca es muy importante llevarla en el día a día, ya no vale con ponértela un día para la portada de una revista.

CH: Las botas te recuerdan a tu infancia...

A.A: Sí, estuve en los boy scout desde los diez a los trece años.

CH: Te fuiste muy joven de casa, con diecisiete años, ¿Sientes que te perdiste algo?

A.A: Empecé a ser modelo con veinte, me mude a Madrid con diecisiete y con dieciséis fui a un concurso con Laura Sánchez y quedé finalista. Me volví a Canarias porque no estaba preparada para quedarme en la península. Me ofrecieron un proyecto pero dije que no porque no estaba preparada para dejar a mi familia y a mi isla. Los canarios somos muy de nuestra tierra y nos cuesta salir de ahí.

CH: Después te mudaste a Madrid...

A.A: Fui a Madrid con diecisiete años a estudiar COU, tenía pensado volver después a Canarias a estudiar psicología. Me salió la oportunidad de irme a Miami y me fui, fue un regalo del cielo. En ese momento no era seguidora de las tendencias ni nada.

CH: Eras muy joven, ¿Cómo recuerdas esa etapa?

A.A: Miami era un sitio muy bueno para una canaria porque estaba lleno de latinos. Hice muchos amigos colombianos y mexicanos. Miami era la ciudad de la moda hace diez años, todo eran caravanas y todas las modelos íbamos en bicicleta. Era una vida de película. Trabajé todos los días durante tres años, fue un sueño.

CH:¿Qué queda de esa Ariadne que hizo las maletas y se fue al otro lado del charco?

A.A: Soy la misma persona que antes pero con mucho menos miedo. El estar casi quince años viajando sola por el mundo te hace más fuerte y valiente.

CH:¿La soledad te ha hecho pensar algún momento en tirar la toalla?

A.A: No, este trabajo es un regalo. Quería ser psicóloga pero me llegó esto y creo que nunca habría conocido el mundo como lo conozco si no hubiese sido por esta profesión. Me siento una privilegiada y doy gracias todos los días de mi vida por tener trabajo. No me siento mejor que nadie ni más especial, me tocó a mí como al que le toca la lotería. Sé que llegará un momento en el que se acabará porque todo en la vida tiene fecha de caducidad.

CH:¿Te planteas retomar el sueño de estudiar psicología?

A.A: Tengo muchos profesionales cerca y me encanta leer libros de psicología. Hoy en día puedes ejercer con mucha gente, no dejan de ser relaciones personales y ayudarnos unos a otros. Esa profesión la tengo cerca, leo mucho y hablo con muchos psicólogos.

CH: Quienes te rodean, ¿Suelen recurrir a ti para contarte sus secretos?

A.A: Sí, soy una gran confidente y una gran psicóloga para mis amigas. Me encantan las relaciones con las personas.

CH: El ser modelo al final tiene fin, ¿Cuál es tu plan B?

A.A: Llevo quince años trabajando muy duro, lo bueno que tiene esta profesión es que en poco tiempo te puedes comprar tu casa y puedes hacer muchas cosas de plan de vida que te permiten tomarte después un respiro. Mi aspiración no es meterme en la televisión o ser actriz, llegará el momento en el que haga un parón y me dedique a mi familia y a ser madre. Lo mejor que tiene ser modelo es que me permitiría hacer eso algún día.

CH: Con tantos proyectos es difícil encontrar el momento de ser madre...

A.A: Sí, es un momento muy difícil para eso pero llegará. Cuando llegue el momento de ser madre quiero tomarme un respiro porque me lo merezco. Quiero aprovechar el tiempo con mi familia.

CH:¿Es difícil encontrar un compañero de vida que entienda tu ritmo?

A.A: Lo más difícil es encontrar el compañero de vida, una vez lo encuentras todo lo demás funciona.

CH:¿Lo has encontrado ya?

A.A: Obviamente sí, he encontrado a mí compañero de vida. No quiero que penséis que me escondo y que cuesta preguntarme por eso, intento llevarlo con naturalidad y no me explayo sobre mi vida personal. Eso es algo que se lo cuento a mis amigas. Estoy feliz y se nota, no vendría con esta energía si no me fuesen bien las cosas.

CH:¿Qué ha aportado a tu vida esta relación?

A.A: Las personas somos lo que somos estando acompañadas y sin estarlo. La gente que te rodea te aporta más energía, ilusión y otras cosas. No cambio estando soltera o estando con alguien, soy la misma pero tener a alguien al lado te llena de ilusión y de energía.

CH:¿Eres muy exigente en el amor?

A.A: No, soy una persona normal. Creo que todos somos normales y cuando nos llega nos llega. Hay gente a la que nunca le llega el amor y gente a la que le llega dos veces en la vida.

CH:¿Te has planteado ser madre al encontrar pareja?

A.A: Desde que nací he tenido el instinto maternal, era muy mami con los niños de mi clase. Mi hermana siempre ha dicho que nunca pensó que fuese a tener dos madres en su vida. Cuando te vas de casa con diecisiete años maduras muy rápido, ahora veo a niñas con esa edad que me parecen unos micos.

CH:¿Te gustaría volver a casarte?

A.A: Vivo el día a día y estoy muy feliz así como estoy. Me apetece ser madre y nada más. No tengo ninguna aspiración más personal que ser madre y estar cerca de los míos, eso es lo único que me importa.

CH:¿Dónde tienes fijada tu residencia?

A.A: Estoy entre Madrid y Nueva York como todos los años.

CH:¿No echas en falta una estabilidad?

A.A: Eso llegará, no creo que vaya a ser la modelo que lleve este ritmo de vida cuando tenga un hijo. Cuando sea madre voy a parar y me voy a tomar el tiempo necesario para disfrutar de mi familia, que es lo que no he hecho en estos quince años. Disfruto de mi trabajo porque sé que el día que quiera parar lo haré.

CH:¿Te has marcado una edad límite para ser madre?

A.A: No, quiero vivir el momento, ahora tengo que terminar unos proyectos muy importantes para el verano que viene. Sacar una colección importante para una firma internacional. Espero ser madre pronto pero no tengo una fecha concreta.

CH:¿Te gustaría dirigir tu futuro hacia el diseño?

A.A: Es una salida buena para poder estar en casa, es algo que me encanta y sigue estando relacionado con la moda. Llevo poniéndome ropa desde que tenía dieciocho años, aunque no haya estudiado una carrera tengo la idea de cómo queda un corte porque me he puesto mucha ropa y he trabajado con muchos diseñadores.

CH: Estás teniendo una carrera larga en la moda, ¿Cuál crees que es el secreto de tu éxito?

A.A: Creo que tener un físico clásico es importante. El carácter también lo es. Siempre digo que las modelos no tenemos que tener las medidas perfectas, no mido 1,80. No es una cuestión de medidas sino una cuestión de carácter y de llevarte bien con la gente.

CH: ¿Cuáles son tus trucos de belleza?

A.A: Soy una adicta al yoga, lo hago todos los días. Tengo escoliosis en la espalda y estuve dos años con corsé cuando era pequeña, fue horrible. Nadie me dijo que el yoga te ponía el cuerpo en su sitio. Ahora lo hago yo sola, los profesores están en Nueva York, en Madrid tengo un entrenador también, Juanjo. Él me ayuda a entrenar de vez en cuando.


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"