Adele

Adele

Aunque vivía en una lujosa casa que estaba valorada en 10 millones de euros y que parecía de película, estuvo a punto de abandonarla porque escuchaba ruidos extraños. Después la cantante supo que su casa de Sussex, Inglaterra, antiguamente había sido un convento en que había espíritus. Tuvo que contratar unos expertos para que los echaran. ¡Menos mal!