En 1996, al principio de la carrera de Meg Ryan, tenía la nariz menos afilada y los labios más finos

En 1996, al principio de la carrera de Meg Ryan, tenía la nariz menos afilada y los labios más finos