Las gafas naranjas no le hacen justicia, pero a Meg Ryan se la veía radiante (2005)

Las gafas naranjas no le hacen justicia, pero a Meg Ryan se la veía radiante (2005)