Todo lo que tienes que saber

Maquillaje y cabello

El rubio platino de Taylor Swift guarda muchos secretos... ¡y los conocemos!

  • Apareció en Coachella con el mismo look que lució en la portada de 'Vogue', una imagen que se aleja mucho de su estilo de niña dulce. 
  • Natalie Iglesias, colorista de Maison Eduardo Sánchez, nos revela todo lo que debes saber sobre el tono más rockero: cuidados, cómo lo ha conseguido e incluso cómo maquillarte. 

Taylor Swift en la portada de Vogue

Todo lo que toca Taylor Swift lo convierte en oro. Y esta vez en sentido literal porque la cantante apareció a Coachella con el pelo rubio platino, un look con el que no ha pasado desapercibida. Natalie Iglesias, colorista de Maison Eduardo Sánchez, nos revela todo lo que debes saber sobre el tono más rockero: cuidados, cómo lo ha conseguido e incluso cómo maquillarte. 

1. No recomendado para cabello fino. “Es un tono que castiga mucho el pelo. Para conseguir el platino hay que decolorar el cabello dos veces para dejarlo totalmente sin pigmentos y los cabellos muy finos no suelen resistirlo”.

2. Todos los cuidados son pocos. “Este tipo de cabello tiende a debilitarse, a romperse y a perder el color. Para evitarlo se debe nutrir en profundidad con mascarillas y aceites con la mayor frecuencia posible”.

3. Tratamientos profesionales, el extra que necesitas. “Es necesario recurrir protocolos de cabina que nutran muy profundamente el cabello para compensar la fragilidad resultante de la decoloración. Nosotros recomendamos tratamientos reconstructores como el Tratamiento  Revitalizante de Colágeno o el Tramiento Chronologiste, que refuerzan la fibra y aportan resistencia”.

4. Mejor en su versión más corta. “En general, no recomendamos este tipo de decoloración más que en cabellos cortos, que se renuevan más fácilmente que las melenas largas. Si se realiza en cabello largo, no hay que descartar la necesidad de hacer posteriormente un buen corte para sanear ”.

5. Adiós al “efecto algodón”. “El cabello queda tan seco que pierde brillo y adquiere un aspecto mate, como de algodón. Para evitarlo recomiendo serums de proteínas que no sólo aporten brillo, sino también nutrición intensiva a la fibra”.

6. Champú azulado, indispensable. “Es muy importante utilizar champús con pigmentos azulados, que evitan que el tono se oxide y se torne amarillento. Le aportan reflejos fríos que consiguen un color más luminoso”.

7. Maquíllate para que sea más favorecedor “Quien se decida por el platino ha de asumir que necesitará maquillarse algo más de lo habitual para verse bien, pues un tono tan claro resta calidez al cutis”.