Sus trucos de belleza

Maquillaje y cabello

¿Cómo consiguió Kate Middleton estar perfecta a las pocas horas de dar a luz?

  • Nueve horas después de que viniera la mundo la pequeña, en su rostro no se aperciaba un atisbo de cansancio ni desgana. 
  • Demostró que cuando se es duquesa, se es las 24 horas del día y los 365 días de la semana. Un parto no es excusa para no lucir su mejor sonrisa. 
  • Kate Middleton, perfecta nueve horas después de dar a luz
  • Kate Middleton sale del hospital
  • El 'royal baby' de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra
  • El pequeño George visitó a su hermanita en el hospital

Kate Middleton acababa de dar a luz a su pequeña y en el hospital St. Mary en Paddington (Londres) ya se estaba preparando todo para la presentación en público de los duques de Cambridge. Mientras el resto de mamás estarían recuperándose del parto, a Kate le tocaba sesión de peluquería, maquillaje y manicura. 

Solo nueve horas después de que viniera al mundo el nuevo miembro de la familia real inglesa el pasado sábado, la duquesa de Cambridge bajaba las escaleras del hospital acompañada por su marido y la bebé en brazos, que aún se desconoce su nombre. Melena perfecta y una sonrisa con la que irradiaba felicidad, en su rostro no se apreciaba un atisbo de cansancio ni de desgana.  

La duquesa de Cambridge contó con la ayuda de su estilista, la misma que la acompañó en su viaje a las antípodas el año pasado o a Estados Unidos hace unos meses. Amanda Cookes la artífice de que su cabello no haya perdido el brillo ni la suavidad en los meses del embarazo. Según señala el 'Daily mail', la estilista llegó al hospital a las 13:00 horas del sábado con una bolsa grande en la que llevaba rulos, tenacillas y productos para poner a punto el pelo de la mamá. 

Lo que sí corrió por su cuenta fue el maquillaje. El rubor de sus mejillas y sus ojos marcados con eyeliner negro son sus rasgos más característicos de cada uno de sus looks beauty. El de la tarde del sábado siguió la misma línea y además se maquilló ella misma con productos de Bobbi Brown, sus favoritos. 

Y cuando las cámaras enfocaron en primer plano a la 'royal baby', las manos de la duquesa tampoco pasaron desapercibidas. Cortas, cuadradas y con una manicura francesa impecable, parecía que sus uñas acababan de salir de un salón de belleza, pero no es así. Desde hace cinco años, la duquesa es fiel seguidora de la manicura permanente que le realiza Marina Sandoval del centro de belleza de Nicky Clarke en Mayfair, que le pone a punto las uñas por 68 euros. 

Vuelve a vestirse de Jenny Packham 

Como le ocurre a doña Letizia con Felipe Varela, en los momentos más importantes de su vida Kate Middleton confía en su diseñadora de cabecera, Jenny Packham. De ella es el famoso vestido amarillo que el viento dejó al descubierto más de lo que debería en un aeropuerto de Canadá en 2011, el verde que lució en el concierto previo a los JJ.OO. en el Royal Albert Hall y el de lunares con el que presentó a la prensa al príncipe George. 

El pasado sábado Kate Middleton se enfundó un vestido amplio que ocultaba su tripita. Con estampado de flores amarillas, media manga, cuello redondo y con el largo más elegante, a la altura de la rodilla, el vestido de Packhamera sencillo y le favorecía. Lo combinó con unos salones nude de L.K. Bennet, que vienen a ser como los Magrit de nuestra reina, un básico y su marca de zapatos favoritos. 

Kate Middleton lleva mucho tiempo preparándose para ser reina de Inglaterra algún día y 'la perfección' que vimos a la salida del hospital no es más que parte de su trabajo. Kate es duquesa 24 horas al día y 365 días al año.





Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"