No existen tratamientos milagrosos

Maquillaje y cabello

¿Por qué nos quedamos calvos?

  •  El doctor José Javier Zamorano, de Preguntaalmedico.com, nos responde a esta gran duda. 
  • Afecta a hombres y mujeres, aunque a los varones en mayor medida. 
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Calvo Calvo Getty

El pelo se vuelve más fino y sea acaba convirtiendo en vello y después de ello, ya se sufren los primeros síntomas: pelos muy finos en la ropa, en la almohada y esta en el suelo. Tenemos un problema. El doctor Zamorano, de Preguntaalmedico.com, nos responde a una gran duda: por qué nos quedamos calvos. 

La alopecia o calvicie se define como la caída o ausencia patológica del pelo en una o varias partes del cuerpo. La alopecia es una enfermedad muy común que afecta a la mayoría de los hombres, el 80% de los mayores de 21 años presentan "entradas" y alrededor del 60% con más de 40 años, poseen lo que se llama "coronilla despoblada". 

En las mujeres el porcentaje de alopecia es mucho menor que en hombres, sin embargo, debido a los estrictos y superficiales cánones de belleza actuales, en ellas suele tener repercusiones psicoemocionales más acusadas que en los hombres.

Existen múltiples tipos de alopecia según el patrón o tipo de calvicie y la causa que lo genera, siendo la alopecia androgénica o común la más frecuente en la población tanto en hombres como en mujeres. 

Causas de la alopecia común 

Constantemente nuevos pelos crecen y se caen de nuestra cabeza siguiendo un ciclo regenerativo ininterrumpido, el problema viene cuando esos pelos que se caen no son repuestos por otros nuevo.

De forma muy general, la alopecia androgénica o común se caracteriza por un incremento de la sensibilidad entre un derivado de la testosterona (dihidrotestosterona) y sus receptores que se localizan en la zona del crecimiento del pelo (folículo piloso). Este anormal incremento de sensibilidad ocasiona un progresivo daño en el folículo, llegando a perder totalmente su capacidad de regeneración capilar lo que hace que se pierda de forma definitiva e irreversible el pelo.

El cuero cabelludo puede verse debilitado por múltiples factores como una mala alimentación, estrés, mala higiene, etc. Sin embargo, el aspecto genético juega un papel fundamental en el deterioro del folículo piloso, múltiples estudios han descrito que existen “personas predispuestas genéticamente a sufrir alopecia” en el que intervienen varios genes.

En la última década, se han identificado diferentes variaciones genéticas que modifican la sensibilidad entre el derivado de testosterona y sus receptores, estas variantes o alteraciones genéticas muy frecuentes en la población se ha asociado estrechamente a la alopecia andrógena tanto en hombres como en mujeres. Existen estudios que incluso establecen las probabilidades de sufrir alopecia en función del perfil genético de la persona. 

¿Existen tratamientos efectivos contra la alopecia común? 

Desgraciadamente no existen tratamientos milagrosos que regeneren los folículos pilosos inactivos. Por lo que, para recuperar el pelo la única opción  efectiva al 100% es el  transplante capilar.

Sin embargo, sí parece posible luchar contra la alopecia común previniendo la caída, en aquellos casos en los que aún no ha aparecido, o frenándola en fases tempranas mientras los folículos pilosos se mantengan activos.

En la actualidad, la alopecia común se trata utilizando terapias antiandrógenas que disminuyen los niveles de testosterona o sus derivados. Los resultados son dispares en función del estudio analizado, reportando una horquilla de mejora significativa entre el 15-83% de los individuos tratados. Un estudio realizado recientemente parece haber identificado unas variantes genéticas que permiten evaluar y predecir la eficacia del tratamiento antiandrógeno en un individuo. Estas variantes localizadas en los receptores de los folículos podrían ser una de las causas que explicasen la variación de efectos encontradas en los estudios.

 El futuro de los tratamientos 

En la actualidad se están estudiando algunas alternativas, aún no comercializadas o no autorizadas por la FDA (Food and Drug Administration), cuyo propósito es la desactivación de la enzima o intermediario que genera el derivado de la testosterona que se une al folículo piloso. 

Otra línea que se está investigando es la posibilidad de clonar el pelo de un individuo, evitándose la necesidad de arrancarlos de zonas pobladas, para posteriormente implantarlos en las zonas requeridas.



    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario