Resolvemos las dudas más comunes

Maquillaje y cabello

Manual de uso de las bases de maquillaje: trucos para aplicarla, encontrar el tono perfecto...

  • ¿Cómo sabemos cuál es nuestro color? ¿Qué diferencias hay entre una bb cream y unos polvos compactos? 
  • Respondemos a esas preguntas que alguna vez te hiciste con la ayuda de expertos en maquillaje. 

Aprende a elegir tu base de maquillaje

La textura, el color, la forma de aplicarla... Las bases de maquillaje son un mundo y encontrar el producto que mejor se adecúa a nuestro rostro es casi un arte que no todas dominamos. ¿Cuántas veces nos hemos mirado al espejo y hemos notado la diferencia en el tono del cuello y la cara? ¡Que levante la mano a quien no le haya pasado nunca! Para que eso no vuelva a ocurrir nunca más, varios expertos responden a las dudas más comunes. 

1. ¿La base de maquillaje, polvos compactos y BBCream sirven para lo mismo? 

La función no siempre es las mismas. "Las bases de maquillaje compactas, al igual que cualquier otro tipo de base, aportan cobertura al rostro, unifican las descomías de la piel y aporta el efecto concreto que tenga la base en cuestión (luminosa, mate, efecto glow…); las bbcream son 'beauty balm' (bálsamo de belleza/crema con color), es decir, hidratan con toque muy sutil de color que ayuda a homogeneizar la tez", nos comentan Marina Muñoz y Carolina  López de Kiko Milano. 

Los polvos compactos pueden ser de diferentes tipos:

- Bases de maquillaje el polvo compacto: nos aporta a la piel un acabado ligero y es recomendado para piel mixta/grasa.

-Polvos compactos bronceadores: nos aportan color y nos ayudan a esculpir los volúmenes del rostro.

-Polvos compactos fijadores: se usan encima del maquillaje para fijarlo.

Además, si tenemos una piel muy grasa, "los polvos compactos son muy recomendables para evitar brillos incómodos", recuerda Paula Soroa, maquilladora oficial de L’Oréal Paris en España.

2. ¿Hay que tener en cuenta el tipo de piel antes de decantarnos por una base, unos polvos compactos o una BBCream?

Son tres productos con texturas diferentes y su acabado no depende de cómo sea nuestra piel. “Hay polvos que cubren más que otros y cremas más ligeras que otras. Se trata de dar con el aliado perfecto para cada persona”, señalan los expertos de Perfumerías Douglas.

3. ¿Cómo sabemos que ese color que hemos elegido es el que se adecúa mejor a la piel? 

Lo ideal sería que encontráramos uno que unifque el tono de la piel y no se noten saltos de color entre el cuello y la cara. "No deberíamos elegir un color de base exactamente igual que el color del cuello ya que esta es una zona poco expuesta al sol y estaríamos eligiendo un rango de color ligeramente más claro que el tono real de nuestra piel", nos recuerda Agnieszka Pazdzior, directora de formación de Benefit Cosmetics.

Sin embargo, incluso así parece complicado acertar con el tono correcto. En las Perfumerías Douglas tienen en exclusiva iMatch, un sistema de medición de tonalidades en el rostro, de Estée Lauder. Te aconseja cuál es el tono que debemos usar para la base, el colorete y el corrector o iluminador. Este pequeño accesorio electrobeauty mide todo en unos segundos.

"Como norma general el corrector o iluminador debe ser del mismo tono que nuestra piel o uno inferior; la base debe ser de nuestro tono o uno superior –si queremos parecer más bronceados- y el colorete ya dependerá del tono que más nos guste y se adecúe a nosotras, desde los más rosáceos o los anaranjados", señalan desde Perfumerías Douglas. 

4. ¿En qué zona debemos probar la base de maquillaje?

Hay varias opciones: en la cara interna del antebrazo, sobre la parte más baja del cuello, cerca del escote o la mandíbula, como nos aconsejan desde L'oréal Paris y Kiko Milano."Siempre desde la mandíbula, deslizándola un poco hacia el cuello para así poder verificar el color y la cobertura ideal", comentan las expertas de la firma.

Donde nunca hay que probarla es sobre el dorso de la mano, "esta piel es muy fina y su tono no siempre corresponde con el de nuestro rostro", advierte la especialista de Benefit. 

5. ¿Cómo tenemos que preparar la piel antes de usar la base?

El maquillaje se debe aplicar siempre sobre la piel limpia y, convenientemente, tras haber usado un tónico, un sérum y una hidratante. "A veces esta hidratante y el sérum se pueden sustituir por una crema pre-base", nos explican desde Perfumerías Douglas. 

No debemos olvidar la pre-base porque perfecciona, matifica, corrige el tono y fija el maquillaje.

6. Si una BBCream es una crema con color, ¿es necesario también hidratar la piel con crema?

Sí porque una BBCream nunca sustituye a un tratamiento habitual. "Es cierto que cuando hablamos de una BB CREAM hablamos de un tratamiento en crema con color, está enriquecido con principios activos que nos protegen de la contaminación, de los cambios atmosféricos… pero la  piel sigue teniendo unas necesidades en el interior que sólo nuestra rutina de belleza le va a aporta", aclaran desde Kiko Milano.

Eso sí, de manera excepcional, en épocas calurosas, una piel mixta podría utilizar un sérum y una BBCream para que la sensación no sea tan grasa.

7. Con brocha, esponja o la mano, ¿cómo hay que aplicarla?

Dependerá de nuestra habilidad, como nos recuerdan Marina Muñoz y Carolina  López de Kiko Milano. "Si eres profesional, se puede extender con lo que veas más oportuno, pero si hablamos de personas que desconocen más el mundo de maquillaje, aplicarlo con las manos es un considerable error", dicen. El gran fallo es que tendemos a aplicarlo como si fuera una crema hidratante y el poro no respira. "Se produce un exceso de segregación de lípidos que derriten nuestra base en cuestión de horas", apostillan.

Lo recomendable es hacerlo con brocha o, en su defecto, con esponja, aunque, como nos advierte el maquillador oficial de Clarins, David Rodríguez, "se gasta más producto, pero últimamente están muy de moda".

8. Las orejas son las grandes olvidadas, ¿hay que maquillarlas o no? 

Nos resulta extraño pensar en maquillar las orejas, pero, a veces, se nota la diferencia. Ésa será la mejor prueba de que no hemos escogido un tono correcto y que es demasiado oscuro. "En Benefit preferimos no maquillarlas y de hacerlo, sería simplemente con unos toques de polvos de sol", nos comenta Agnieszka Pazdzior. 

*BONUS TRACK: 

¿Sabías que el tamaño de la brocha y la duración del maquillaje tienen mucho que ver? "El acabado depende del modelo de brocha que escojas. Por ejemplo, una 105 es para alta cobertura, 106 para una cobertura natural y la 107 para una modulable. Además el resultado será mucho más profesional", nos cuentan Marina Muñoz y Carolina  López. 


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"