Basado en juegos de luces y sombras

Maquillaje y cabello

Guía definitiva para hacer un perfecto maquillaje con contouring

  • Es la técnica que usan Kim Kardashian, Eva Longoria y Jennifer Lopez para ocultar sus perfecciones y resaltar aquello que les gusta de su rostro. 
  • Te contamos paso a paso cómo puedes sacarle el mayor partido a tu maquillaje con los consejos de los expertos. 
  • Eva Longoria, jennifer Lopez y Kim Kardashian, las maestras del contouring
  • Aplica sérum antes de la crema hidratante Así se hace el contouring (en imágenes)
  • Hidrata bien el rostro Así se hace el contouring (en imágenes)
  • El contouring: ¿mejor con la mano o la brocha? Así se hace el contouring (en imágenes)
  • Polvos Face Sculptor de Isadora Así se hace el contouring (en imágenes)
  • Polvos Master Sculpt de Maybelline NY Así se hace el contouring (en imágenes)
  • Estiliza la nariz con el contouring Así se hace el contouring (en imágenes)
  • Marca los pómulos con el contouring Así se hace el contouring (en imágenes)
  • Afina el cuello con el contouring Así se hace el contouring (en imágenes)
  • Esculpe el rostro con el contouring Así se hace el contouring (en imágenes)

Cirugía low cost, Photoshop del maquillaje o sencillamente ‘contouring’. Así se conoce a la técnica de maquillaje ante la que han caído tendidas Adele, Sienna Miller, Jennifer Lopez, Angelina Jolie o Eva Longoria. Aunque si hay que hablar de una embajadora, esa es Kim Kardashiam, que ha puesto de moda esta forma de maquillarse basada en juegos de luces y sombras.

"El contouring sirve, básicamente, para realzar y disimular ciertas áreas del rostro. Mientras que oscureceremos aquellas zonas que queremos reducir, aclararemos aquellas que queramos resaltar. Es una manera, por ejemplo, de feminizar el rostro, resaltando los pómulos y afinando la nariz", nos comentan desde Perfumerías Douglas.

Para que la piel quede bonita y uniforme deberá estar muy bien hidratada y exfoliada. Utiliza un sérum debajo de tu hidratante para aportar un plus de luminosidad a tu piel y que el maquillaje quede más natural. "Aconsejo aplicar primero el corrector, después la base y luego contorneamos.De este modo, cuando tengamos el resultado final, podremos insistir aplicando más luminosidad en la zona de corrector por si queremos un resultado más definido”, comenta Paco Jaén, de Kiko Milano.

¿Cómo lo hacemos?

Aunque hasta ahora los expertos habían usado bases líquidas o en polvo (incluso polvos de sol que dejaban el rostro demasiado anaranjado) porque no había un producto específico, ahora sí existe. Maybelline NY ha creado Master Sculpt, una combinación de polvos mate e iluminadores que permiten una aplicación rápida y fácil con una brocha de doble uso para definir e iluminar.

"Podemos hacer un contouring con bases líquidas o en polvo, la única diferencia es que con bases líquidas tardaremos más (unos tres minutos) y con bases en polvo tardaremos menos (un minuto aproximadamente). También, el resultado será siempre más mate con las bases en polvo, por lo que las recomendaría para las pieles más grasas. En cuanto a los tonos: los oscuros hunden y disimulan mientras que los claros resaltan e iluminan. También podemos recurrir a una paleta de correctores en diferentes tonos", nos cuenta Agnieszka Pazdzior, directora de formación de Benefit Cosmetics.

El color oscuro, que suele ser tres tonos más elevados que nuestra piel, sirve para definir y profundizar los rasgos, mientras que el corrector claro, tres tonos por debajo, se emplea para ampliar y dar volumen al rostro.

¿Con brocha o las manos?

Se puede hacer tanto con las manos (para un look más natural, de día) como con brochas (mejor para un look más elaborado de noche). Sin embargo, los expertos coinciden en que es preferible usar brochas porque conseguiremos difuminar más los contrastes entre tonos.

"La brocha biselada del colorete es ideal para marcar un contorneado con polvos. Después con una de polvos más grandes será perfecta para difuminar los tonos, con los modelos nº 102 y 103. Si utilizamos productos líquidos: brocha nº105 lengua de gato para definir los trazos”, nos comenta Jaén.

Las zonas que queremos resaltar

- Afinar la nariz. "Aplica el tono oscuro a ambos lados de la nariz y usa el polvo claro para la línea central y termina difuminando los contornos para conseguir un resultado más natural", nos explica Gato, el maquillador oficial de Maybelline NY.

- Marcar pómulos. “Usaremos el tono oscuro bajo el hueso de los pómulos hasta mitad de la mejilla. A continuación, el tono claro en la parte alta del pómulo para iluminarlo y terminamos también difuminando con la yema de los dedos", apunta Gato.

- Estilizar el cuello.  "El tono oscuro lo pondremos bajo la línea de la mandíbula e iremos difuminando hasta el cuello; con el claro, iluminamos la zona de la mandíbula hacia la barbilla. Si quieres conseguir un acabado más nude, extiende el producto en ambas zonas”, comentan desde Maybelline.

- Definir el rostro. "Con un buen contouring podemos perder hasta cinco kilos y que nuestro rostro parezca más esbelto. Aplicaremos el tono oscuro a ambos lados de la frente, bajo el pómulo y la mandíbula. Con el claro, iluminaremos el centro de la frente y la parte alta del hueso del pómulo. Acaba difuminando los contornos hasta que quede un acabado natural", aconseja Gato.

¡Ojo con los errores!

Algunas equivocaciones más comunesson aplicar los claros y oscuros de forma estandarizada sin tener en cuenta nuestros rasgos. Y también excedernos en la cantidad de producto y no difuminarlos bien.

"Un detalle importante es asegurarnos de que no quedan rayas ni saltos bruscos entre los tonos. ¡Hay que difuminar!", recuerda Paco Jaén, de Kiko Milano.

Así se hace un buen maquillaje con contouring en imágenes. 




Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"