Cuerpo diez

Los tratamientos corporales sin cirugía que causan furor en plena operación biquini

  • Adiós grasa, michelines y celulitis. La medicina estética será tu gran aliado en la operación bikini 2016. 
  • Los tratamientos corporales sin cirugía son la alternativa a los gimnasios y sin tener que pasar por un quirófano.

Dalianah Arekion en bañador

El verano está a la vuelta de la esquina y el tiempo corre en contra para llegar a punto y conseguir el tipazo que te propusiste en el mes de enero. Si eres de los que no tienes tiempo de ir al gimnasio o tu esfuerzo encima de la elíptica no ha sido suficiente para hacer desaparecer los kilos de más, todavía tienes opciones de alcanzar con éxito la temida operación biquini.

Perder peso, reducir el volumen y recuperar la firmeza y tersidad de la piel son las principales razones que llevan a muchos pacientes a acudir a la Clínica Ibiza, centro de referencia en Cirugía Plástica Estética y Reparadora en busca de los tratamientos mínimamente invasivos más exclusivos en el sector estético.

Liposucción sin intervenciones quirúrgicas

El procedimiento médico de choque LipoSHOCK®, único en este centro, incorpora en cada sesión una nueva técnica de infiltración con principios activos similar a la mesoterapia pero con una mayor profundización, por lo que los resultados son más notables.

Este método de liposucción sin cirugía está divido en tres fases: una primera donde se aplica un equipo de ultrasonido al paciente para implosionar el adipocito graso, una segunda fase donde se realizan las infiltraciones de principios activos reductores o reafirmantes como (L-carnitina, silicio orgánico, vitamina C, extracto de alcachofa o ácido hialurónico) en la zona a tratar y por último a través de un equipo de ondas de choque como el que se usa para eliminar los cálculos renales se fraccionan los nódulos que ocasionan la celulitis provocando una contracción flash o efecto lifting.

Si tu objetivo es deshacerte de los michelines y dar marcha atrás al reloj este tratamiento es una opción para darle carpetazo a la operación biquini.

Efecto Push Up sin operaciones ni sujetadores milagro

Los escotes son para el verano, sin embargo el paso de tiempo y los periodos de lactancia provocan la flacidez de los tejidos de la piel y su envejecimiento en la mujer. Reafirmar el pecho y conseguir aumentar hasta una talla más es posible sin necesidad de cirugía mamaria con el programa SenUP4 de Clínica Ibiza.

La técnica consiste en producir un calentamiento controlado de las capas más profundas de la piel a través de un equipo de última generación capaz de tonificar el músculo, consiguiendo una contracción del tejido y creando una acción lipo-filling. Además de conseguir un mayor volumen, recupera la elasticidad y flexibilidad de la piel y la protege.

Despídete de la celulitis

Seguro que tienes unos shorts monísimos en el armario que te gustaría ponerte y no lo haces porque el spinning no ha hecho lo suficiente para tonificar tus piernas. La Clínica Ibiza tiene entre su catálogo de tratamientos corporales sin cirugía el primer método médico específicamente diseñado para combatir la piel de naranja y la celulitis en todas sus fases.

Alydia consiste en la infiltración de agentes Anti-lipo Distróficos, una solución acuosa que mejora la circulación y oxigenación de los tejidos, actuando sobre el metabolismo de las células grasas y mejorando la tonicidad de la piel y eliminando toxinas para que éstas sean expulsadas del cuerpo a través del sistema linfático.

Enseña ‘tableta’ sin machacarte en el gimnasio

Tener un vientre plano y libre de flacidez es el sueño de hombres y mujeres, pero conseguirlo implica muchas series de abdominales y horas en el gimnasio. La grasa acumulada en la cintura o los conocidos ‘flotadores’ son los mayores quebraderos de cabeza a la hora de intentar ponerse en forma y modelar el cuerpo. Sin embargo, una sesión del tratamiento AbdomiTENS disponible en la madrileña clínica, equivale a más de 10 días de duro entrenamiento.

AbdomiTENS es unisex y consta de dos fases: una primera en la que se utiliza una serie de aparatos que generan una estimulación directa en la zona muscular, reafirmándola y fortaleciendo la pared abdominal; la segunda fase actúa a nivel dérmico actuando sobre la ‘piel colgante’ y estimulando la producción de colágeno y elastina.