Cuerpo diez

¡Se puede! Los propósitos deportivos que (aún) estás a tiempo de cumplir

  • En año se empieza con muchas ganas, con energías renovadas, pero a estar alturas muchas de esas buenas intenciones están en la basura. 
  • ¡Que no! Que se puede. Solo tienes que ponerte pequeños objetivos y leer estas recomendaciones. Será más fácil. 

Año nuevo, vida nueva. ¡Eso es lo que creías! ¡Cuántas veces hemos pensando eso el día 31 y el 1 de enero todos nuestros propósitos estaban en la basura! Muchos de ellos, y especialmente los relacionados con llevar un estilo de vida saludable, se tienen que prolongar en el tiempo, lo que dificulta su cumplimiento

Ponerse en forma y bajar peso son con toda seguridad los dos propósitos que la inmensa mayoría de personas quieren cumplir. Si la verdadera cuesta de enero es para ti hacer ejercicio y compaginarlo con tu rutina diaria, aquí te dejamos algunas claves para que el deporte entre en tu vida para siempre:

- Elige tu deporte: selecciona un deporte acorde a tu personalidad con el fin de que te resulte atractivo seguir practicándolo a largo plazo. De este modo, puedes decantarte por el running, posiblemente la opción más económica y que está de moda; deportes de equipo, que te harán seguir un plan de entrenamiento al menos dos días por semana; o ir al gimnasio, donde los monitores o entrenadores te aconsejarán sobre los ejercicios más convenientes en cada momento así como el tiempo adecuado para cada actividad

- Hábito en tu vida: practicar algún deporte no tiene que ser visto como una obligación, ya que esto hará que las excusas se multipliquen, no te pongas en forma y finalmente vuelvas a una vida sedentaria. Si hacer ejercicio se convierte en un hábito más de tu vida, como puede ser ir con los amigos al cine, tu salud lo agradecerá. Una de las claves para lograrlo es practicar deporte con un amigo que tenga unos horarios compatibles con los tuyos

- Fijar unas metas: afrontar el reto de ponerse en forma, acompañado de la pérdida de peso, es fundamental durante los primeros meses de entrenamiento. Sin embargo, los objetivos serán mayores con el paso del tiempo, queriendo bajar de los cinco minutos el kilómetro si te decantaste por el running o ganando músculo y fondo físico al ir varias veces por semana al gimnasio. Con un plan de entrenamiento adecuado conseguirás llevar a cabo un estilo de vida saludable. 

- Alimentación y deporte: realizar ejercicio no tiene sentido si no se acompaña de una alimentación saludable en cada una de las cinco comidas diarias. No picar entre horas es otro de los sencillos consejos que puedes seguir, pero también realizar un desayuno saludable para adquirir energía a través de cereales, lácteos y frutas de temporada o tomar frutos secos naturales o plátano tras la finalización de la práctica deportiva para adquirir proteínas y vitaminas con el fin de recuperarte del esfuerzo.

- Aumentar tu bienestar: establecer una comparación entre el año anterior, en el que no realizabas ningún tipo de deporte, y el nuevo, tras unos meses de actividad física, te servirá para ver los cambios y mejoras que has experimentado en tu vida. Tu salud seguro que está más fuerte y te sientes mejor contigo mismo, lo que te motivará a no abandonar jamás el deporte.

Para mantener la motivación, la coach Eva Campos Navarro considera que hay tres puntos claves:

  1. Que la motivación sea interna, es decir, que lo hagamos porque queremos, porque consideramos que nos merecemos sentirnos sanos, y el premio sea nuestro bienestar.

  2. Establecer una serie de recompensas, a ser posible centradas en cosas que siempre hemos deseado hacer o tener. Por ejemplo, tras el primer mes darnos un masaje, tras el segundo comprarnos ese cuaderno tan fantástico que nos gustaba, etc. 

  3. ¡Celébralo! Aprende a celebrar pequeñas cosas, como el haber elegido no caer en una tentación, el haber comido por primera vez una verdura, haber seguido una tabla de ejercicios completa por primera vez o haberte visto bien por primera vez con ropa deportiva