Come cinco veces al día

Cuerpo diez

Cinco propósitos que deberíamos cumplir para tener una vida más saludable

  • Año nuevo cargado de buenas intenciones que no siempre llevamos a cumplir. 
  • Los propósitos deben ser específicos puesto que las metas genéricas son más difíciles de alcanzar. 

Con el roscón de Reyes, ponemos fin a las grandes comilonas de Navidad. ¡Volvemos a la realidad y seguramente con algún que otro kilo de más que se acumulará si no ponemos remedio, pero hay solución!

Los objetivos se tienen que adecuar nuestra forma de vida y porque nos será mucho más fácil llevarlos a cabo y mantenerlos en el tiempo”, dice la coach de Eva Campos Navarro. Además remarca que, de lo contrario, “si nos planteamos objetivos que nos queden grandes, que conlleven un cambio muy drástico de vida o que, por ejemplo, impacten negativamente en nuestro entorno, podemos fracasar”.

 Los propósitos deben ser específicos y además de realistas, es decir, asumibles y medibles, por ejemplo en tiempo, y desafiantes, es decir, que supongan un reto.

Juanjo Rodríguez, el personal trainer de celebrities como Mar Saura o Paula Echevarría, recalca la importancia de crear una rutina: “Para que un objetivo se cumpla y se convierta en un hábito es necesario que seamos tenaces durante un mínimo de 21 días, de esta forma, estaremos trabajando para afianzar un estilo de vida saludable”.

En cuanto a alimentación, también es recomendable mantener un hábito y no saltarse ninguna comida. Tal y como explica Anahí Gil, responsable de Marketing de entulínea: “Comer cinco veces al día no sólo nos permite tener una alimentación más completa, también nos ayuda a obtener la energía necesaria a lo largo del día”.

Para poder adquirir unos hábitos de vida saludable, entulínea de Weight Watchers aconseja cinco propósitos para el 2016:

1.   No descuidar ninguna comida: es recomendable comer cinco veces al día y, en especial, no descuidar nunca el desayuno. De esta forma será más fácil afrontar la jornada con energía y controlar el picoteo entre horas.

2.   Ponerse a uno mismo en primer lugar: es fundamental tener claras cuáles son nuestras prioridades y hacerlas valer en el día a día.  Así, podremos dedicar tiempo a realizar aquellas actividades que contribuyen a la realización personal y al bienestar mental.

3.   Practicar actividad física: sea cual sea la condición física de la persona, es aconsejable practicar ejercicio, ya sea caminar, subir por las escaleras, salir a correr o hacer yoga, entre otros. Para mantener la motivación, es fundamental que la actividad resulte gratificante para la persona y no una imposición. Además, es positivo marcarse nuevos retos para ir aumentando el tiempo de actividad.

4.   Ser amable con uno mismo: para quererse a uno mismo y no infravalorarse, es fundamental dejar de criticarse por los errores cometidos. Para ello, hay que ser realista y dejar la autocrítica a un lado, puesto que las personas no pueden ser perfectas constantemente. De esta forma, será más fácil trabajar por un bienestar holístico.

5.   Realizar actividades deportivas en grupo: el deporte, aparte de ser una fuente de bienestar físico y mental, es también una forma de socialización que nos puede ayudar a conocer otra gente, al mismo tiempo que aumentamos el buen humor.