¡Con la mente en el verano!

Cuerpo diez

12 mitos y verdades sobre la depilación láser

  • ¿Es de verdad definitiva? ¿Se pueda usar en cualquier zona? ¿Existe alguna técnica para acabar el vello rubio y el pelirrojo? 
  • Mujer.es, con la ayuda de la doctora Fina Royo del IML, resuelve las dudas más comunes que rodean a la depilación láser. 
  • Sara Carbonero, en la playa, imagen de Ipanema

Aunque quedan todavía unos meses de frío, ya soñamos con las largas jornadas bajo en sol en cualquier playa. Y ahí está la temida operación biquini que nos hará temblar, en el peor de los casos, si no nos hemos cuidado durante el resto del año.

Sin embargo, otro de los hándicaps del verano es la depilación. Cuando llega el calor  queremos estar perfectas sin la necesidad de ser unas esclavas de la cera o la cuchilla y pensamos… ¿por qué no me habré hecho el láser antes?

Los meses previos al verano son la época perfecta para comenzar con las sesiones de depilación láser, pero entre tanta oferta existen numerosos mitos y verdades acerca del tema. Con la ayuda de la doctora Fina Royo, del Instituto Médico Láser de Madrid, te cuenta todo lo que debes saber sobre la depilación definitiva. 

1. Todos los láseres acaban con el pelo. Verdad. 

Dependiendo del tipo de pelo, hacen más efecto unos láseres u otros. Cuando el pelo es grueso y oscuro, tanto el Alejandrita como el Diodo depilan fenomenal.

"Las dificultades empiezan cuando el pelo no es el ideal. Por ejemplo, cuando es fino, aunque sea oscuro, el láser de diodo, como tiene un coeficiente de absorción por la melanina más bajo a veces no consigue que el suficiente calentamiento del folículo. En ese caso, es mejor usar Alejandrita, pero éste no es seguro para las pieles oscuras", recuerda Royo. 

Se puede empezar con Diodo y terminar con Alejandrita. Para acabar con el vello residual, ese que es muy fino y débil, lo ideal es usar el Ice Soprano, que además permite trabajar cuando la piel está bronceada. 

2. El láser es la única manera de acabar con el vello. Mentira. 

Además del láser, otra forma de depilación definitiva es la electrolisis, la eléctrica de toda la vida. "Requiere que la persona que realiza el tratamiento sea técnicamente muy buena para introducir la aguja en el poro folicular y consiga dar la descargar en la parte del folículo donde se genera el pelo", apostilla Royo. 

3. La depilación con láser duele menos que la eléctrica. Mentira.

"El dolor es más o menos el mismo. El único problema es que la depilación eléctrica es muy lenta y para hacer un cuadrito mínimo a lo mejor tardas 45 minutos, con lo cual el número de sesiones es mayor", advierte.

4. Las cremas anestésicas disminuyen el efecto del láser. Mentira.

Hay zonas más sensibles, como las ingles, en las que se recomienza al paciente usar alguna crema anestésica., que se aplica para que no moleste. "En IML llevamos depilando desde 1997 y siempre ha habido pacientes que toleran menos el calor y han usado estas cremas con resultados, a largo plazo, idénticos a quienes no se la aplicaron". 

5. La parte inferior de la ceja no se puede depilar con láser. Verdad.

Cualquier parte del cuerpo se puede depilar con láser, a excepción del borde inferior de la ceja porque no está protegida por el hueso como sí lo está la superior. "El peligro está en que la luz puede entrar en la cuenca orbitaria, atravesar el globo ocular y llegar a la retina", advierte. 

6. Los tatuajes y el láser son compatibles. Verdad.

Hay ocasiones en las que hay limitaciones muy concretas a la hora de hacer el láser, como es el caso de las personas que tienen tatuajes y tienen pelo en el tatuaje y alrededor. Aunque hay un láser Alejandrita específico para depilar a personas que tienen, cabe la posibilidad de que el láser acabe con la tinta. Lo que se suele hacer es pactar con el paciente una zona de seguridad alrededor del dibujo para que nada de la luz vaya hacia la tinta si no quiere que el tatuaje se afecte.

7. El pelo rubio y fino y el pelirrojo no se eliminan con láser. Verdad.

Son el eslabón perdido y de momento no se pueden eliminar. "Nosotros estamos investigando sobre ello e intentando ver cómo podemos pigmentar la parte del folículo donde se genera el pelo y que así se que pueda absorber bien el láser. El problema del pelo pelirrojo o del no color del blanco o el rubio clarito, no chupa la luz del láser y no se calienta."

8. Es imposible averiguar cuándo te aplican la potencia concreta. Verdad.

Los pacientes no suelen tener los conocimientos que tiene un médico. "Normalmente la garantía es que el láser sea de uso médico. A nivel nacional e internacional coexiste dos tipos de láser, el médico y los equipos de luz láser o pulsada que no son de uso médico y que normalmente la potencia es mucho más bajita y las posibilidades de acabar con los parámetros son mucho menores que en la de un equipo médico."

Lo más sencillo para es saber si el equipo es médico, con marcaje médico, o si es un equipo considerado estético. Luego, desde el punto de vista empírico, sabremos si la sesión ha sido eficaz si estamos sin pelos por lo menos dos meses; después debe notar, aunque le salgan pelos, que ha disminuido.

"Si en un centro de depilación te dice: 'vente en un mes', sospecha. Y sospecha aún más si te hacen el láser y luego la cera porque esas cosas, aunque parezcan increíbles, pasan”, aconseja la doctora Royo.

9. En verano… ¡olvídate del láser! Mentira. 

Se puedes depilarte con láser si no has tomado el sol, aunque hay tecnologías, como la del láser Ice Soprano, que permite hacerlo en pieles recién bronceadas.

10. Después de una sesión no puedes tomar el sol. Mentira.

Se puede siempre y cuando dejemos pasar al menos dos días para que no haya irritación porque hay riesgo de hiperpigmentación.

11. Hay que esperar dos meses entre una exposición al sol y una sesión de depilación. Verdad. 

Si te bronceadas muchísimo, lo recomendable es esperar un mes y medio o dos meses. Si te doras, pero no te pones muy moreno, con un mes es suficiente.

"Eso sí, lo mejor es ir a la sesión sin que te haya dado el sol recientemente porque todo lo que sea coloración de la piel es una barrera al paso de la luz", apostilla la doctora.

12.  El láser es más efectivo en personas que se han depilado siempre con cuchilla. Verdad.

Normalmente sí porque el hecho de depilarte con cuchilla supone que el pelo sea más grueso y tiene más pigmento, por tanto, sería más eficaz. 


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"