Sin pasar hambre

Cuerpo diez

6 consejos para bajar peso (o mantenerse) durante la Navidad y una dieta para combatir los excesos

  • Se aproximan días de exceso en la alimentación, grandes comilonas y un picoteo continuo que nos pueden hacer ganar algunos kilos. 
  • Elena de la Fuente Hidalgo, Nutricionista de Clínica Londres, nos da las claves para no engordar esta Navidad. 
  • Michelle Obama

Comidas copiosas, cenas aún más excesivas y un continuo picoteo durante el día, rico en azúcares, grasas  e hidratos de carbono, nos puede salir muy caro.

En la cena de Nochebuena, por ejemplo, se pueden llegar a consumir entre 2.500 a 3.000 calorías, es decir, casi el doble de lo que deberíamos ingerir en toda la jornada, aunque varía si se trata de un hombre o de una mujer. Está estimado que ellos necesitan una media de  2.000 o 2.500 calorías por día, mientras que las mujeres,  1.500 o  2.000.

Elena de la Fuente Hidalgo, Nutricionista de Clínica Londres, nos da las claves para compensar los excesos navideños con unos trucos que se pueden poner en práctica antes, durante y después de las fiestas.

1. Haz mínimo cinco comidas al día. La clave está en a menudo y en pequeñas cantidades, así se logra calmar la ansiedad y no llegar con un hambre voraz a las comidas principales porque, como recuerda la doctora De la Fuente, “es un error muy común pensar que vamos a adelgazar por comer menos veces”

2. Empieza el día con un buen desayuno. Incluye un producto lácteo, bien leche destanada o yogur desnatado, hidratos de carbono (el pan es muy sano) con fibra. Además de saciarnos, regularemos el tránsito intestinal, que con tanta comida pesada se descontrola. Acompáñalo también de una pieza de fruta o de un zumo natural. Día 1 Día 2 Día 3 Día 4

3. Un aperitivo a media mañana. Opta por yogur desnatado o una pieza de fruta, mejor si es de temporada, como el kiwi, la mandarina o la piña, que contienen propiedades antioxidantes, fibra y agua.

4. Come con cabeza. Las comidas y las cenas deben incluir al menos dos raciones de verduras, una por cada comida, preferiblemente en crudo si es por la noche, su aporte calórico, como el de la fruta,  es muy bajo, y rico en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Además de proteínas, sobre todo un pescado. Cuanto más sencillo esté cocinado, más sano será y menos calorías tendrá. Prepáralo al horno, a la plancha, en papillote (al horno, aderezado con especias y  envuelto en aluminio, papel sulfurado de horno, film de plástico especiales para hornear y algún utensilio de silicona platinum), o al vapor.

Una guarnición de papata cocida, asada o arroz integral 'alegrarán' el plato.

5. Huye de los refrescos con y sin gas y los zumos envasados. Aunque no tengan azúcares, no son sanos. Recuerda siempre que la mejor forma de hidratarse es bebiendo agua, al menos un litro y medio diario. Un buen truco si nos cuesta esta cantidad, explica Elena de la Fuente, "es tomar el agua en forma de infusión o con zumo de limón natural y edulcorante".

6. Estás de vacaciones, pero no te quedes pegada al sofá y haz ejercicio. Tan importante es el modo de alimentarnos como el deporte. Para perder peso, o mejor dicho, para perder grasa, es imprescindible realizar actividad física de forma regular. “Ve al trabajo caminando, sal a dar un paseo después de comer, desplázate en bicicleta… Si te gusta andar -explica la especialista-recurre al power walking, una nueva modalidad que consiste en andar a un ritmo elevado, que tiene los mismos beneficios que correr”.

Sin embargo, a veces no somos conscientes de todo lo que hemos comido durante las fiestas, pero la ropa no miente y te queda más ceñida que hace unas semanas. La doctora De la Fuente propone la dieta proteica Moldea 5, que se debe realizar bajo supervisión médica y está diseñada para perder peso de forma eficaz.

Durante cuatro semanas, y con cinco comidas diarias que incluirán verduras y proteínas, se pueden perder hasta 5 kilos, aunque será la especialista quien determine el peso ideal. "Finalizada la dieta proteica, al término de la cuarta semana, se introduce el resto de alimentos y se enseña al paciente las pautas a seguir para mantener el peso perdido. Es muy fácil recuperarlo, si no se hace un correcto mantenimiento” apostilla la doctora.

Primera semana. Fase 1: 5 productos al día

Desayuno, media mañana y merienda: producto de proteínas

Comida y cena: verduras permitidas + producto de proteínas

Segunda semana. Fase 2A: 4 productos al día

Desayuno, media mañana y merienda: producto de proteínas

Proteínas animales una vez al día (comida o cena)

Comida/ Cena: verduras + producto o proteínas animales

Proteínas animales permitidas (escoger en comida o en cena)

Carne roja (buey, ternera, cerdo): 130 gramos, una vez por semana

Carne blanca (ave, pollo, conejo...): 130 gramos, de 2 a 3 veces por semana

Pescado o marisco: 150 gramos, de 3 a 4 veces por semana

Jamón serrano: 4 lonchas sin grasa visible

2 huevos (cocidos, tortilla francesa, revueltos)

2 lochas de jamón serrano + 1 huevo

1 lata de atún al natural + 1 huevo

Proteína vegetal (tofu, seitán): 100 gramos

Tercera semana. Fase 2B: 3 productos al día

Desayuno, media mañana y merienda: producto de proteínas

Comida y cena: verduras permitidas + proteína animal

Cuarta semana. Fase 3A: 2 productos al día

Desayuno, merienda: producto

Media mañana: fruta

Comida y cena: verduras permitidas + proteína



Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"