Aléjate de la tentación

Cuerpo diez

10 consejos para cambiar tus rutinas alimentarias y evitar los kilos de más

  • Dieta tras dieta y los resultados siempre son los mismos: el peso que pierdes lo vuelves a coger. Toma nota de nuestros consejos. 
  • Servir la comida en platos más pequeños para que dé la sensación de que están más llenos o ir a la compra con el estómago lleno puede ser clave. 
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Alessandra Ambrosio deslumbra de Ferretti en Venecia

Reorganizando la nevera, cambiando la vajilla o simplemente, no acudiendo con los pequeños de la casa a hacer la compra, evitarás la tentación y el picoteo entre horas. 

Es posible que seas uno de esos sufridores de la dieta. Te pones una y otra vez a régimen y no lo consigues. No sólo no pierdes un gramo, sino que, en algunas ocasiones, has llegado incluso, a ganar un poquito en la báscula.

No es tan extraño. Las dietas no tienen un efecto inmediato, para empezar. Además,  requieren supervisión profesional, un estudio personalizado , paciencia y mucha fuerza de voluntad.

De ahí el fracaso generalizado y la tendencia actual a recurrir a las conocidas dietas milagro, que prometen resultados record en apenas semanas y  que, según Ata Pouramini, pueden ser muy peligrosas para nuestra salud.

Pero antes que curar, prevenir, ya se sabe, y de ahí que el experto en nutrición y autor de 'Tú eres tu medicina', nos ofrezca una serie de trucos para evitar esos kilos de más que ganamos por picar entre horas y excedernos en la ración, entre otros motivos.

Toma nota de las siguiente recomendaciones :

1. No te lleves los niños a la compra: los pequeños utilizan el llamado pester power, piden todo insistentemente hasta que lo consiguen. ¿Y qué quieren?: chucherías , refrescos, helados y bollos.

 2. No compres los paquetes ahorro, el llamado 2x1, 50% gratis. Son relativos, en la mayoría de los casos, a fritos, cerveza o productos con azúcares refinados, todos ellos productos insanos. El ahorro económico lo pagas en salud.

3. No pongas la televisión en la cocina.  Le dedicarás más rato a la comida y picarás más entre horas. Un estudio ha revelado que al quitar el electrodoméstico se reducían en 18 los minutos de estancia.

 4. Nunca vayas con hambre a la compra. Cuando tenemos hambre no sólo compramos más, sino productos con  más grasas y azúcares.

5. Busca nuevos productos en el supermercado. Mira hacia arriba y hacia abajo, ya que en la zona central suelen estar ubicados los alimentos más saciantes, con envoltorios más atractivos y también los anunciados en televisión.

6. Compra tu nevera nueva con el congelador en la zona inferior. De esta manera no tendrás siempre a la vista los tentadores helados o la comida congelada y procesada para microondas, que engorda más y es poco sana.

7. Esconde las tentaciones en el fondo del cajón o la nevera: chocolates, dulces y bollos, atrás. Si abres el mueble con hambre y prisa, hay muchas posiblidades de que cojas lo primero que veas.

8. Compra una vajilla pequeña. De esta forma, las raciones son menores. Y comerás menos aún si es de tonos oscuros, como rojo o negro. ¡Está comprobado!

9. Ten la verdura cortada en bastoncitos y lavada, preparada y apetecible por si quieres picar. Así será también atractiva para los peques.

10. Sirve siempre en platos individuales. Si pones en el centro una paella o una olla, es muy posible que vuelva vacía a la mesa.

 Y ahora sí, ¡a comer!



    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario