Salir de terraceo no tiene que suponer beber alcohol

Salir de terraceo no tiene que suponer beber alcohol