Cuerpo diez

¿Quieres evitar que tu cuello envejezca? te damos los tips para conseguirlo

  • El cuello es una de las zonas de nuestro cuerpo donde más se refleja el paso del tiempo, algo que puede terer remedio si sabes como.
  • La hidratación y la protección de la piel, pueden ser tus mayores aliados contra las antiestéticas arrugas.

A parte de que casi prácticamente todas ya cuidamos nuestra piel con cremas, cada vez existen más tratamientos para disimular el paso de los años en el rostro y las técnicas de rejuvenecimiento han ido avanzando consiguiendo efectos milagrosos.

Sin embargo, muchas veces olvidamos otros aspectos de nuestro cuerpo que también delatan los años a primera vista y que necesitan un cuidado igual de importante, como por ejemplo: el cuello.

Un cuello y escote cuidado es siempre señal de elegancia y muchas veces olvidamos que es una zona de gran visibilidad y con una piel muy sensible que envejece antes que la del resto del cuerpo. Es una de las pieles más sensibles y delicadas que hay que mimar siempre, desde que somos jóvenes.


¿Por qué envejece tanto el cuello?  

Las arrugas se producen por el movimiento continúo sumado a la pérdida de densidad de la dermis por el paso de los años, lo que termina con la aparición de plieges en horizontal.

Uno de los peores enemigos para el envejecimiento de esta zona es el sol, por eso en las fechas de exposición y verano es tan importante el uso de tratamientos de choques y la prevención.


¿Cómo prevenir o actuar contra el envejecimiento de cuello y escote?

Ante todo hidratación, hidratación e hidratación. Un masaje continuado diario es vital para que esa piel como la del pecho esté tersa.

También es imprescindible el uso de protección social, que no solamente evitaran un pronto envejecimiento, sino también evitar el contacto con los rayos perjudiciales del sol.

La mejor manera de poner la crema es de abajo hacia arriba, extendiéndola con suavidad, majadeando toda la zona hasta la barbilla

Path: p

Geoposicionamiento

ZOOM: con movimientos circulares y fomentando la circulación en la zona de la papada