Para un mayor rendimiento

Cuerpo diez

Lo que debes comer según la hora a la que hagas ejercicio

  • Con el mes de septiembre ya en marcha, estamos cargados de buenos propósitos, uno de ellos es hacer deporte. 
  • De poco nos vale el ejercicio si no llevamos una alimentación adecuada y acorde al momento en el que lo practicamos. 

Laura Hayden, imagen de la colección 'sporty' de Bershka

Es septiembre, el mes (junto con enero) de los grandes propósitos: cambiar de look, dejar de fumar, comer más sano, apuntarse al gimnasio... La decisión cuesta, pero, al fin, está tomada. Cuando uno se decide a hacer ejercicio lo más complicado es elegir qué momento del día es el ideal para realizarlo. Llegados a este punto es clave para el rendimiento y la consecución de los objetivos, tener muy presente la alimentación. Desde Aerobi.co, la plataforma online para llevar una vida saludable, nos detallan los alimentos más adecuados según cuándo se realice ejercicio y en función del tipo de actividad física.

 Si el momento es justo después de desayunar

Uno de los momentos que muchos eligen a la hora de lanzarse a hacer deporte es, por la mañana, justo después de desayunar. En el caso de que la actividad escogida sea de tipo cardiovascular, los expertos de Aerobi.co recomiendan realizar un desayuno ligero, a base de fruta o zumo, y completarlo con una tostada con miel para dar energía o bien un puñado de cereales. Por otro lado, si por el contrario se trata de un ejercicio anaeróbico, también es aconsejable un desayuno también suave, parecido al anterior, puesto que no conviene tener el estómago lleno. Además, en los dos casos, es muy importante la hidratación: beber aproximadamente 500ml de agua, 30 minutos antes de hacer ejercicio.

Ejercicio antes de comer

Del mismo modo, en la pausa del mediodía, justo antes de comer, es una franja horaria que se suele escoger. Desde Aerobi.co, se detalla que antes de ir al gimnasio o a correr, es necesario tomar un pequeño tentempié a base de fruta. Por otro lado, cuando se regrese, y se haya hecho una actividad cardio, es importante reponer el gasto energético con carbohidratos y una ración de proteínas. Sin embargo, si se ha hecho una clase de Pilates o Yoga, al haber menos gasto de glucógeno muscular no es tan necesario el aporte de hidratos de carbono, por lo que sería ideal una comida de proteínas, verduras y un trozo de pan de no más de 40 gramos.

Al salir de trabajar

Por último, para la gran mayoría, el momento elegido para dedicarlo al ejercicio es por la tarde, al salir de trabajar. Si se trata de un ejercicio anaeróbico, comamos de forma ligera y que la cena sea a base de proteínas, verduras de fácil digestión o ensalada. El postre debe ser a base de una fruta de bajo índice glucémico como manzana, pera o mandarina. Si después de trabajar se sale a correr, lo ideal es cenar proteínas y hortaliza crudas, así como un aporte de carbohidratos. Por ejemplo, un menú perfecto sería una ensalada de pollo o atún y una tostada integral o bien un bocadillo integral de pavo con queso freso. 

QUIZÁ TE PUEDA INTERSAR: 

- Si estás buscando unas zapatillas cool para tu vuelta al gimnasio, tienes que ver estas de Reebook y Bershka. 

- ¿Lucir pelazo y practicar running es compatible? ¡Claro que sí! Cuatro peinados para hacer deporte. 



Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"