Una de las zonas más sensibles

Cuerpo diez

Decálogo para una depilación facial en casa

  • Veet, con la colaboración de Leticia Carrera -directora técnica de los Centros Felicidad Carrera-, ha elaborado un decálogo con consejos prácticos.
  • Elimina el vello en las cejas, labio superior y barbilla con cera tibia y sin errores. 

Úrsula Corberó en la pink carpet con un vestido dorado de Teresa Helbig

La depilación del rostro requiere de unos cuidados distintos a los que otorgamos a otras zonas del cuerpo, ya que presenta una piel más sensible y fina. Por ello, a la hora de eliminar el vello facial, resulta imprescindible utilizar un método de depilación que sea efectivo y duradero. La cera es uno de ellos y, según datos de Veet¹, el 90% de las mujeres que se depilan la zona facial optan por este método.

En este sentido, Veet cuenta con un sistema de cera tibia preciso y de larga duración: el Lápiz Facial 2 en 1. Además, es muy fácil de usar, no quema (se calienta en sólo un minuto) y consigue arrancar de raíz el vello corto. "La cera supone un buen método para depilar labio superior, barbilla y cejas, especialmente las anchas o las que presentan vello en la parte superior o el entrecejo, ya que podremos retirar de un único tirón los pelitos no deseados", especifica Leticia Carrera, directora técnica de los centros de belleza Felicidad Carrera.

Para conseguir los mejores resultados, Veet, en colaboración con Leticia Carrera, proponen este práctico decálogo de recomendaciones que harán más sencilla y efectiva la depilación facial con cera en casa:

1. Piel limpia y seca antes de empezar

Unos cinco días antes de depilarte, puedes exfoliar la piel con un producto suave. Justo antes de empezar, asegúrate de que tu rostro esté perfectamente limpio, libre de cremas o maquillaje, seco y bien hidratado. Nunca depiles las zonas que presenten descamaciones, heridas, irritaciones o dermatitis.

2. Elige el mejor método y aplica la técnica

Asegúrate de que usas el sistema de depilación correcto. La cera tibia resulta una buena alternativa porque nunca te quemará, arrancará más fácilmente el vello -ya que contribuye a abrir el poro- y dejará la piel mucho más suave e hidratada que otros métodos. Antes de utilizar el producto, verifica siempre la reacción de tu piel aplicando y retirando en una pequeña parte de la zona que quieras depilar siguiendo las instrucciones de uso.

3. Define las zonas a depilar

- Cejas: podrás determinar su longitud si trazas una línea imaginaria –ayúdate de un lápiz- que vaya desde la aleta de la nariz hasta la esquina externa del ojo. Aquí es donde debe finalizar tu ceja. Crea otra línea desde el lateral de la nariz hasta la esquina interna del ojo para saber dónde empezar. Respeta esta longitud para no alterar tu expresión.

- Labio superior: depila independientemente cada lado (izquierdo y derecho). Empieza desde el centro y en la dirección del crecimiento del vello.

- Otras zonas (barbilla, patillas): comprueba ante todo hacia qué dirección crece el vello en estos puntos y aplica la cera en esa dirección. Intenta depilar por partes pequeñas.

4. Tras la depilación, calma la piel

Con productos hidratantes que no contengan perfumes ni alcohol. El aloe vera es ideal para las pieles más sensibles y para calmar irritaciones.

El Lápiz Facial Veet 2 en 1 incorpora una crema post-depilatoria con aloe vera que deja la piel suave e hidratada.

5. Protégete del sol

Al menos hasta  24 horas después de la depilación no nades (el cloro o la sal del mar podrían irritar la piel), no tomes el sol ni te expongas a rayos UVA artificiales.

Si tienes que salir, usa siempre un protector solar específico para la cara.

6. Mejor después de la ducha y por la noche

Los poros estarán más dilatados y el vello saldrá más rápidamente si te depilas tras la ducha. Si lo haces por la noche, las horas de sueño serán ideales para reparar la piel y calmar las zonas que hayan podido quedar enrojecidas.

7. La frecuencia depende de cada persona

La rapidez con la que el vello vuelve a crecer varía según la persona. Tras una depilación con cera, como el vello se arranca de raíz, suele tardar unas tres o cuatro semanas en reaparecer.

Si te necesitas eliminar el vello con mayor frecuencia, es recomendable que esperes un mínimo de 72 horas entre depilación y depilación.

8. Depílate regularmente y debilitarás el vello

Si te depilas periódicamente con cera, la raíz del vello se hará cada vez más débil y éste será cada vez menos denso y más fino.

9. Evita la flacidez cutánea

A la hora de retirar la cera en zonas especialmente sensibles próximas al párpado, deberemos tensar suavemente la piel en el sentido contrario al tirón, para evitar la flacidez. Hay que ir con mucho cuidado, ya que un tirón inadecuado dañaría las fibras de colágeno y elastina y ocasionaría descolgamiento de la piel.

10. Para retoques puntuales, combina la cera con las pinzas

Complementa la depilación con cera con las pinzas para retocar o para retirar algunos pelitos sueltos. De todos modos, no las aconsejamos para depilar cejas anchas, la parte superior de las mismas, el entrecejo, el labio superior u otras zonas con vello abundante. En estos casos, la cera resulta más efectiva ya que elimina el vello de un solo tirón, mientras que las pinzas prolongarían demasiado el proceso y podrían resultar molestas y dolorosas.



Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"