En su mejor momento

Cuerpo diez

Amaia Salamanca: "Hago muchos abdominales pero no tantos como Elsa Pataky"

  • Embajadora de la nueva gama de depiladoras de Braun, a la actriz de 'La embajada' siempre le gusta estar a punto. 
  • Charlamos con ella y nos cuenta cuáles son sus secretos de belleza y todo lo que sería capaz de hacer por un papel. 

Amaia Salamanca

Con un hermano entrenador personal, Amaia Salamanca siempre ha tenido quien le aconsejara, pero para ella no existe operación biquini. Hace deporte todo el año porque siempre le gusta estar a punto. Y precisamente por esa razón Braun la ha elegido como su nueva gama de depiladoras. "Creo que todas nos sentimos mejor cuando vamos depiladas", cuenta a Mujer.es. 

Presentas la nueva gama de depilación de Braun, ¿cómo cuidas tus piernas?

Tanto por trabajo como para sentirte agusto, para hacer deporte que vas con pantalón corto a veces, siempre hay que ir bien depilada. Creo que todas nos sentimos mejor cuando vamos bien depiladas. Además, ahora la nueva depiladora lleva como un cepillo para exfoliar la piel.

O sea, que contigo no va eso de dejar el pelo crecer... 

Para nada, eso se ha puesto de moda y yo lo respeto. Cada una que haga con su cuerpo lo que quiera, pero a mí personalmente no me gusta.

Y luego hay una parte importante con las cremas, ¿eres asiduas a las reductoras, anticelulitis...?

Sí que me doy mis cremitas anticelulíticas y sobre todo después de la maternidad porque el cuerpo cambia. Doy fe.

¿En qué lo has notado más?

En que las cosas están en distintos sitios. Puedes seguir pesando lo mismo pero todo está en diferentes lugares. Creo que es muy importante hacer ejercicio. Yo siempre he hecho mucho deporte pero después de la maternidad te lo tomás más enserio. Durante el embarazo, que no puedes hacer nada de impacto, yo por ejemplo hacía elíptica, andar, yoga... Ahora que ya me he recuperado y ya han pasado ocho meses desde que di a luz, tengo un entrenador personal que creo que es lo más eficaz, conoce tus límites.

Prefiero hacer más deporte y darme mis caprichos

¿Haces dieta?

Ahora llevo dos días haciéndome zumos de estos multivitaminas, con pepino, remolacha, jengibre... y por ahora me encanta. Pero la verdad es que a mí me vuelve loca el chocolate y necesito mi leche con chocolate, cereales o galletas a diario. Pero claro, eso no es muy sano y entiendo que a la hora de tener esos caprichos, prefiero hacer más deporte y así las puedo tomas porque me encantan.

¿Hay alguna parte de tu cuerpo que te cuesta más mantener a raya?

El abdomen, sin duda. Después de dar a luz es lo que más sufre. Además, tiene memoria y cuando llegas al segundo embarazo ya sabe que se puede 'expandir' y lo hace con más facilidad, por lo que luego es más difícil volver al estado de antes y no se queda plano del todo.

¿Haces 200 abdominales al día como Elsa Pataky?

¡No tantos! Pero sí que hago abdominales hipopresivos y eso sí que es recomendable hacerlo con un entrenador personal, que te indica cómo hacerlos, cómo usar la respiración...

Tu hermano es entrenador, ¿te dejas aconsejar por él? 

Él es profesor, ha estudiado INEF. Y claro que sí me aconseja y me da algunas pautas. Pero mi entrenador es Álvaro de Jaime Marqués.

Alessandra Ambrosio contaba que a pesar del embarazo luego se encontraban más tonificada. ¿A ti te pasa?

Para nada. Tienes que hacer deporte para que todo vuelva a su ser y hacer un esfuerzo mayor. Yo reconozco que ese esfuerzo no lo hago a la hora de comer, así que sudo más y ya está. Hago una hora u hora y media, dos o tres veces por semana. No es mucho, pero es lo que puedo hacer.

Están muy de moda los superalimentos, ¿tomas alguno?

Sí, tomo semillas de lino y de chía. Las de lino son para el tránsito intestinal, las empecé a tomar durante el embarazo y ahora las tomo como rutina. Las echas en agua por la noche y por la mañana queda como una gelatina que es lo que tienes que tomarte.

Cambio de roles

Tus últimos papeles en 'Velvet' y 'La embajada' son un poco de mala, con esa carita de buena que tienes...
Lleva algunos papeles más de mujer cándida o dulce, como en 'Gran Hotel' y al principio en 'Sin tetas...', pero es verdad que estos últimos son mujeres más duras, luchadoras, ambiciosas... En 'Velvet' a Bárbara se la veía venir, pero a Fátima en 'La embajada' no tanto. Ella utiliza la información para vivir bien, es más sibilina.

¿Qué tal te ves de pelirroja en 'La Embajada'?

Me gusta mucho aunque es peluca. Yo no me atrevería a teñirme porque tengo un pelo muy complicado. Pero me gusta que cuando se busca un personaje haya un look distinto y la gente no vea el look de Amaia.

¿Te harías un cambio radical, como raparte el pelo?

Sí, pero para un papel en una película porque ahí estás trabajando dos o tres meses, en una serie, es mucho más esclavo porque puedes estar tres temporadas igual y es mucho más complicado.