¿Quién dijo síndrome post-vacacional?

Belleza

Cinco consejos para que la vuelta al trabajo sea menos dura

  • Tras largas jornadas de playa, piscina y mucho descanso toca volver a la dura realidad. 
  • Eso sí, el comienzo no tiene por qué ser malo si sabes cómo tomártelo. ¡Keep calm! 
  • La esposa de Clooney, con un par de zapatos descoordinados

¿Vuelta a la rutina? Sí, septiembre es sinónimo de trabajo y vuelta a los mismos hábitos rutinarios. Para evitar la ansiedad, el insomnio o la pereza por la vuelta a nuestro compromiso laboral, os damos cinco consejos para regresar con aires completamente renovados, con optimismo y con nuevas metas que nos ayudarán a olvidarnos del famoso síndrome post-vacacional.

 1. Priorizar objetivos. Una vez sentados en nuestro puesto de trabajo, intentemos ubicarnos y tener claro, qué vamos a hacer y por dónde vamos a empezar. Es aconsejable agrupar tareas que sean similares para sobrellevar la carga de trabajo; es decir, si tenemos emails por responder, intentaremos responder uno tras otro hasta ponernos al día, para después continuar con otra tarea. En muchas ocasiones perdemos  tiempo saltando de una tarea a otra, por lo que consolidar tareas parecidas, o que requieren una misma herramienta, nos ayudarán a ser una persona más productiva.

2. Adopta una actitud positiva. Hay que restar importancia a los problemas, nos costará menos tras volver de nuestro merecido descanso vacacional por lo que, intentemos mantener esa sonrisa valorando cada día, nuestro puesto de trabajo.

3. Volver progresivamente a la rutina. No conviene comenzar con un ritmo fuerte de trabajo. Si es necesario, recomendamos solicitar ayuda a nuestros compañeros para intentar agilizar el trabajo que no hemos realizado durante el período vacacional. Se suele tardar aproximadamente una semana en acostumbrarse a los horarios y por este motivo, es mejor tener un ritmo más suave en los primeros días.

4. Descansar. Hay que levantar la vista de la pantalla, tras tantos días disfrutando de la playa o de la montaña, es bueno mirar por la ventana o aprovechar para tomar un café o un refresco. Recomendamos hacer estiramientos y ejercicios para relajar la espalda y cuello y en los primeros días de trabajo, es fundamental terminar pronto para no agotar por completo la energía acumulada durante las vacaciones.

5. No pienses en las próximas vacaciones. Esta es una de las recomendaciones más importantes que debemos tener en cuenta, marcándonos metas más cercanas. Tras incorporarnos a nuestro puesto de trabajo, tenemos que intentar desconectar con planes de fin de semana, aprovechar los sábados y domingos para disfrutar de nuestro tiempo de ocio y así, volver el lunes con mejor humor.



Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"