Casi irreconocibles

Belleza

Renée Zellweger y Demi Moore, las últimas en cambiar su rostro con la cirugía

  • La ex de Ashton Kutcher apareció hace unos días en Instagram y parece más joven que su hija veinteañera.
  • Muchos ya llaman 'Efecto Zellweger' a los cambios radicales de muchas actrices de Hollywood para quitarse unos añitos.
  • Renee Zellweger antes (dcha) y después de la cirugía
  • El nuevo rostro de Demi Moore

Después de ver con la cara irreconocible y casi sin poder gesticular a Nicole Kidman (que ha dicho en más de una ocasión que si volviera atrás no se inyectaría bótox) o Madonna, las últimas celebrities en caer en las redes de esta toxina (y también en las de la cirugía estética) han sido Renée Zellweger y Demi Moore.

La protagonista de 'El diario de Bridget Jones' aparecía el pasado mes de octubre con un rostro que bien podía ser el de otra mujer porque costaba, y mucho, reconocerla.

Mucho más delgada, Renee Zellweger dejó a todos sin palabras en una red carpet. Según pudimos comprobar a primera vista, la actriz ha alisado su frente hasta prácticamente no tener ni una sola arruga (a pesar de haber cumplido ya los 45 años), tiene los pómulos mucho más prominentes y las cejas más arqueadas.

Según explicaban en el Daily Mail, Renee se podría haber realizado un lifting facial que ha disminuido la distancia entre sus ojos y sus cejas, sus ojos parecen más grandes de lo que eran antes debido al estiramiento, y su frente aparece lisa y sin arrugas de expresión ni cuando sonríe debido al Bótox que podría haberse inyectado.

Demi Moore, ¿más joven que su hija?

Lo que muchos ya llaman 'Efecto Zellweger' también ha afectado a otra asidua a los tratamientos estéticos y a la cirugía de última generación: Demi Moore. La ex de Ashton Kutcher se fotografió hace unos días junto a su hija y subió la foto a Instagram.

Hasta aquí, todo bien. Pero el impacto de esta instantánea está en que Demi, que acaba de cumplir los 52 años, está más joven que su hija Tallulah, que es veinteañera.

Con los pómulos más hinchados, los ojos algo achinados y una piel como la de un bebé, Demi ha provocado muchos comentarios en las redes sociales.

De sobra era conocida su afición por el bótox y el ácido hialurónico, pero la verdad es que en esta fotografía vemos a una Demi mucho más rejuvenecida y sin ningún tipo de expresión en su rostro.


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"