El pescado azul, como el atún o la caballa, contiene ácidos grasos Omega 3, que son esenciales a la hora de tomar el sol porque ayudan a cuidar y proteger la piel, evitando la deshidratación y ayudando a la prevención de quemaduras

El pescado azul, como el atún o la caballa, contiene ácidos grasos Omega 3, que son esenciales a la hora de tomar el sol porque ayudan a cuidar y proteger la piel, evitando la deshidratación y ayudando a la prevención de quemaduras