Ojos más pequeños, labios y ojos con menos expresividad... En los últimos 13 años Meg Ryan ha cambiado para mal

Ojos más pequeños, labios y ojos con menos expresividad... En los últimos 13 años Meg Ryan ha cambiado para mal