Trucos para una pedicura de 10

Belleza

Consigue unos pies perfectos en invierno y sin salir de casa

  • Acabar con las durezas y tener unas uñas que apetezca enseñar aunque no estemos en verano es fácil y barato.
  • Te damos cinco consejos infalibles a la hora de arreglar tus pies sin ir a un salón de belleza.
  • Cuida tus pies sin ir al salón de belleza

El 47% de los españoles tienen problemas de durezas y la mitad de ellos no se trata. Tener unos pies bonitos y cuidados no es tan complicado si les prestamos la atención que necesitan también durante el invierno. 

"Esto no es como la operación bikini, hay que cuidar los pies todo el año para luego poder lucirlos en verano que es cuando más nos gusta que estén perfectos", explica Moncho Moreno, estilista, durante la presentación de la nueva gama Velvet Smooth Diamond Crystals de Dr. Scholl.

"Los pies son clave para nuestro bienestar y también para un look cuidado completo. El problema es que hasta ahora las soluciones eran caras o complicadas. Por eso recomiendo a mis clientes que prueban la gama de Velvet Smooth en casa. Pueden tener un tratamiento completo con grandes resultados y combinarlo con visitas más especiales al centro de belleza", añade Moreno.

En Mujer.es te damos las 5 claves para hacerte la pedicura en casa paso a paso:

1. Limado de las durezas. El ritual comienza con el limado de las durezas con una lima especial. Puedes usar la nueva lima Velvet Smooth Diamond Crystals. Tienes que utilizarla con el pie seco, antes de la ducha, por ejemplo, y nunca con el pie mojado o húmedo. Lo ideal es dejar pasar uno o dos días entre cada aplicación para erosionar el callo sin abusar. El cabezal de la lima dura unos seis meses si se utiliza tres veces al mes.

2. Retira el esmalte y remoja las uñas. Tras usar un quitaesmaltes (no lo compres en el chino o terminarás con tus uñas estropeadas), mete los pies en agua templada. Si quieres sentirte como en un centro de belleza o en un spa, pon en el agua unas gotas de aceite esencial o sales de baño.

3. Corta, lima y da forma a las uñas. Con cortauñas o tijeritas, córtalas de forma recta respetando el largo de la yema. Si las cortas demasiado, tus uñas podrán encarnarse y hasta dolerte. Nunca cambies los laterales al cortar porque desviarías la forma natural. Después, lima y suaviza las esquinas y bordes. La clave está en limar en una única dirección para evitar romper y rayar la uña. Usa una lima de grano más grueso que la que uses para las manos, ya que las uñas de los pies son más duras y tardan más en crecer.

4. Corta las cutículas. Aplica sobre todas las cutículas un producto para ablandarlas y deja que actúe al menos un minuto. Vuelve a meter los pies en agua caliente. Usa el extremo biselado del empujador para retirarlas suavemente, y con el extremo limpiador se limpia bajo las uñas. Luego corta las pieles que sobren.

5. Hidrata el pie entero. Para terminar con la pedicura, es el momento de hidratar el pie. Los nuevos productos de Dr. Scholl contienen Pentavin, que une la queratina a la piel ayudando a mantener el equilibrio de la humedad de la piel. Encontrarás una crema de día y otra de noche, que ayudará a que tus pies no tengan aspecto de sequedad.

* TOQUE FINAL: Aunque sea invierno y no se nos vayan a ver las uñas (al menos en un principio porque no llevamos sandalias), si quieres estar perfecta te recomendamos pintarlas en los colores de moda. Malva, rojo y los azules más oscuros son tendencia para manicura y pedicura, aunque también el gris y cognac darán un punto glamuroso a tus pies.


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"