Estrenará 'Bajo sospecha' en Antena 3

Belleza

Blanca Romero: "El surf me mantiene en forma y me ha devuelto la ilusión por el trabajo"

  • Tiene 38 años y ha sido una de las modelos más importantes de nuestro país a nivel internacional.
  • Con 19 años se marchó a vivir a París y allí desfiló para los creadores de moda más prestigiosos.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Blanca Romero nos habla de 'Bajo sospecha' y de cómo se cuida
  • Blanca Romero, de Dolce & Gabbana
  • Blanca Romero luce cuerpazo a sus 38 años
  • Blanca Romero, 'experta' en la pose Pataky
  • El rojo, uno de los colores de Blanca Romero
  • De sport, el look preferido de Blanca Romero
  • Su boda con Cayetano Rivera en 2001
  • Blanca Romero con el pelo rapado
  • Blanca Romero huye de los looks llamativos
  • Labios rojos, un must de Blanca Romero
  • Blanca Romero suele apostar por el negro

Discreta, natural y cero diva. Blanca Romero puede presumir de haber sido una de las modelos más importantes de nuestro país a nivel internacional, pero a ella lo que le interesa ahora es que se la valore como actriz.

Blanca comenzó en el mundo de la moda con sólo 14 años (ahora tiene 38) y su belleza racial (tiene orígenes peruanos) la llevó a mudarse a Japón con 17 años cuando ese país aún no estaba 'conquistado por las modelos 'made in Spain'. También vivió en París, donde desfiló para grandes de la moda como Christian Lacroix.

En el mundo de la interpretación, la asturiana empezó a darse a conocer en 2008 tras fichar como una de las profesoras 'díscolas' de la serie 'Física o Química'. Luego protagonizó 'After' y, tras un par de años retirada para criar a su segundo hijo, regresará con 'Bajo Sospecha', la serie que Antena 3 estrenará este otoño junto a Yon González.

Mujer.es ha podido charlar con Blanca Romero sobre sus gustos, sus trucos de belleza y sobre cómo se ha preparado para volver al set de rodaje tras ser mamá por segunda vez.

Blanca, estás espectacular, ¿el trabajo en el set de rodaje te mantiene en forma?

Estoy muy delgada, sí. Me lo dice mi padre que está todo el día haciéndome cenas potentes porque el rodaje está siendo muy duro, hace mucho calor, sudamos, y he adelgazado un poco. Luego ya me voy a hacer surf cuando termine y recupero músculo.

¡Y encima no sabéis quién es el asesino y eso has dicho que te estresa!

Está siendo tremendo. El otro día de repente lo vi claro y llegué a casa y seguía pensando en quién era el asesino. Es como “¡Basta ya!” (risas). Llevo 14 horas siendo alguien que no soy y llego a mi cama y sigo siendo esa persona. Es como que quiero dejar de pensarlo pero no puedo (risas). La intriga es contagiosa porque hay muchos sospechosos, muchas pruebas…

¿Eres de las que se lleva el personaje a casa?

Hasta ahora no me había pasado, pero ahora está pasándome un poco porque paso más horas siendo otra persona que siendo yo. Si te vas a casa y sabes cómo va a acabar es distinto. Pero yo me meto mucho en el papel y para mí es super importante.

¿Cómo es Laura, tu personaje en ‘Bajo sospecha’?

Tiene cuatro heridas de bala en la espalda y se encerró mucho en sí misma. Es una tía muy dura, demasiado. No puede tener hijos, es muy religiosa, muy recta en las normas, es la hija perfecta, la novia perfecta. Ahora está infiltrada de maestra y podrá demostrar el lado bonito y dulce de lo que es la policía más estricta y mandona. Parece que se relaja y para mí es genial sacar esa dulzura del personaje porque en el resto de su vida sufre mucho.

¿Está siendo un trabajo complicado físicamente?

Para mí está siendo muy complejo mezclar esa dureza de la policía con enfrentarse a la desaparición de una hija, que creo que no puede haber nada más terrible en este mundo. Y por eso el personaje me ha hecho que me implique al máximo.

¿Te tuviste que poner en forma para el rodaje?

Pensé que no iba a estar en forma pero salí como un tiro. Tenía una escuela y un kilometraje con ‘Física o Química’, que rodábamos de primera a última hora y de lunes a viernes, muy militar. En Italia estuve rodando nueve meses de lunes a sábado… Tenía el callo hecho porque hay que estar físicamente bien, sino empiezo a adelgazar y no llegas bien al final. Hay que estar fuerte no sólo a nivel de actor sino a nivel físico.

Conservar tu figura después de ser madre de dos hijos, ¿cómo se consigue?

Yo con 15 años salí de mi casa con mucha fuerza gracias al surf que me hizo muy fuerte. Ese deporte me ha devuelto la ilusión y me ha ayudado mucho a la hora de salir ahora de nuevo de casa después de estar dedicándome a mis niños casi en exclusiva.

¿Cuál es tu truco para mantenerte así de guapa a los 38 años?

El deporte, el agua, el mar en sí es lo que me ha devuelto las ganas de volver al trabajo y hacer castings. Es lo que me mantiene en forma.

Siempre dices que te gustaría vivir fuera de España…

Me gustaría irme lejos. Me encantaría irme a una isla, hacer surf todo el día y estar cerca de alguna ciudad por si me aburro irme al teatro o de compras. Por pedir… Pero yo siempre vuelvo a España, a Asturias porque aquí está mi casa, mi raíz, mi familia. Dije que cuando mi hijo cumpliera dos años volvería a trabajar y he tenido la suerte de poder hacerlo.

¿Haber sido modelo te ha abierto los ojos a otras culturas, no?

Desde pequeña he viajado mucho, me queda muy poco mundo por recorrer y es que crecí así. Desde los 17 años que me fui a Japón a vivir, luego a Inglaterra, a París, a Alemania… Ni deshacía la maleta porque estaba tres días en Cuba, tres en Namibia, Costa Rica… Iba de un lado a otro sin parar. Al tener hijo me até un poco a mi casa pero sí me gustaría irme a viajar, soy un alma libre, lo necesito.

¿Qué tal llevas el acoso de los medios?

Me acostumbré. Me da igual estar en pijama y que me hagan fotos. No me cambia ni un ápice mi pulsación. Estoy feliz en España, cómo me trata la gente. No puedo quejarme porque ya me conocen bien. Forma parte de mi vida.

"Creo que mi hija será mejor modelo que yo"

Tú has sido de las modelos más importantes de nuestro país, ¿cómo ves ahora que tu hija quiera dedicarse al mundo de la moda?

Me encantaría porque, no como pasión de madre, sino como profesional que he sido, la veo mucho más modelo de lo que fui yo. Yo era más exuberante, estaba un poco más gordita, y ella es fina, andrógina, perfecta para la pasarela. La veo con muchas posibilidades y encima le encanta. Sería genial que triunfara porque creo que tiene todo para hacerlo.

¿Le has dado ya algún consejo?

No porque ella es que lo absorbe todo, es como una esponja. Se pone delante de una cámara y alucinas. Yo a veces me quedó flipada, pero es que claro, desde bebé se ha comido platós de tele, sesiones de fotos… Yo la llevaba a todas partes. Creo que viendo es como ha aprendido ella. De hecho ella lo de la tele no le gusta porque vio que son demasiadas horas (risas), prefiere la moda que es más ‘rápida’.

¿Te costó dar el paso de modelo a actriz?

Fue curioso porque mi madre siempre me decía que fuera actriz. Pero yo, por rebeldía decía: “Si me lo dice mi madre, no lo hago”.  Y casi me obligó la vida. Me sentí mucho más cómoda que en la moda aunque fue difícil cambiar de profesión. Pero me sentí muy apoyada, tuve una nominación por ‘After’, los compañeros me respetaron desde el principio… Fue todo rodado.

Se la ha relacionado con su compañero en la serie

¿Cómo es tener de pareja a Yon González en ‘Bajo sospecha?

El trabajo con todos está siendo fabuloso. Con Yon hacemos de matrimonio que no somos, ha habido mucho trabajo de preparación. Es un actor con muchísimo talento, super matemático, milimétrico… Y yo soy todo lo contrario, práctica, no me paro, me engancho más a las emociones. Hay una forma de trabajar que se equilibra. Además, pensaba que como yo le sacaba diez años no íbamos a pegar, y sin embargo en foto y en cámara hacemos una pareja que empasta muy bien y no se nota que le llevo tantos años. Que a veces te ponen maridos que no te pegan nada (risas).

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario