Centro de todas las miradas en Nueva York

Babies

Que tiemblen North West y Harper Seven... Ha llegado Aila Wang al front row

  • Es la sobrina del diseñador Alexander Wang y a sus cinco años es toda una trendsetter.
  • Su sonrisa y sus looks atrevidos y a la última la han convertido en una de las it babies más buscadas.
  • Aila Wang, la mini it girl que marca tendencia en Nueva York

Adoramos la dulzura de Harper Seven y el carácter de North West, pero la sonrisa de Aila Wang nos ha enamorado. Tiene apenas cinco años, es la sobrina del diseñador Alexander Wang (uno de los creadores del momento) y ya se ha convertido en toda una habitual en el front row de los desfiles más importantes de la Semana de la Moda de Nueva York. 

Su estilo, sí, tiene estilazo a pesar de no levantar más de un metro del suelo, han hecho de esta pequeña sonriente y coqueta, una de las it babies con más influencia y que todos quieren fotografiar junto a las celebrities más poderosas (de Beyoncé a Kim Kardashian pasando por Rita Ora o la mismísima Anna Wintour).

¿Por qué nos gusta Aila?

Además de tener una sonrisa que encandila y posar para los fotógrafos como toda una profesional, Aila Wang se ha criado no entre algodones... sino entre backstages. La pequeña acude a cada desfile de su tío junto a su madre y pasea con absoluta normalidad entre modelos, poderosas editoras de moda, periodistas y famosos de alto nivel.

Aila sigue la moda, pero va más allá, ella marca tendencia. Su tío, muy avispado, viste a la niña con alguna de las prendas que después serán tendencia y que él mismo mostrará en su desfile. Y... ¡voilá! Esa prenda, antes incluso de su comercialización, se convierte en un must de la temporada.

Sucedió en septiembre de 2013 cuando Aila acudió a la MBFWNY vestida con una minifalda de cuero, chanclas ugly Nike con calcetines blancos, bolsito de Balenciaga (firma de la que Wang es director creativo) y una camiseta con mensaje ('Parental Advisory: Explicit Content') que después veríamos en el desfile de Wang. La camiseta fue de las más buscadas de la temporada y todos sabemos el furor que causaron las chanclas ugly el verano pasado.

Pero no fue el único minimodelito que todas queríamos tener después. Aila también lució una temporada después un minivestido de cuero de su tío que fue la prenda estrella de su colección y lo acompañó con unas deportivas Nike, gafas de sol Rayban y bolsito Chanel (en esto se parece a North West).

Ya el año pasado también llevó una camisa de denim, un abrigo-capa de pelo negro... y cómo habéis visto en las tiendas de medio mundo, este año han sido la gran tendencia fashion para el invierno.

A la niña le encanta ir a los desfiles, se la ve disfrutar, aplaudir y pasarlo en grande, como hemos comprobado este sábado en Nueva York, donde acudió vestida con unos leggings negros y cazadora tipo bomber en dorado (ojo, porque la desearás tener el próximo otoño). La pequeña de los Wang marca tendencia, no es una it baby, es una verdadera 'baby trendsetter'.

¿Qué la diferencia de North West y Harper Seven?

Son las tres it babies por excelencia (lo sentimos, Suri Cruise pasó a la historia) y han dado un pasito más en el mundo de la moda para niños, gracias a que sus papás las llevan a los desfiles más importantes de las pasarelas más prestigiosas.

Harper Seven es la dulzura personificada. Siempre seria, atenta a las propuestas de su madre y en brazos de papá Beckham, es clavadita a Victoria con su carácter serio y tímido, muy British. Adoramos sus vestiditos de algodón y que, aunque vaya de firma, sigue el estilo de cualquier niña coqueta y femenina con zapatos a juego, leotardos de colores vivos. Podríamos decir que es la baby fashion más infantil, ya que su madre no la viste ni con prendas demasiado cool ni con marcas que no son para niños.

Pero claro, a su lado tenemos a North West. Es la más rebelde de las tres. Debutó en un front row el año pasado en la pasarela de París y desde entonces hemos disfrutado de su modelazos de Balenciaga o Balmain, a juego con los de su madre, acompañados de complementos carísimos como bolsos de Chanel o Fendi. Suele vestir de negro y hasta la hemos visto con transparencias, algo que no nos acaba de convencer para una niña que aún ni ha cumplido los dos años.

Además, parece que a Noryno le hace demasiada gracia lo de ir a desfiles. En Nueva York la hemos visto tener una buena pataleta con llantos y gritos incluídos mientras Beyoncé y Anna Wintour no sabían dónde meterse.

Por su parte, Aila Wang es la más feliz en el mundo fashion. Será porque lo lleva en las venas (con permiso de Victoria Beckham, claro) o porque lo ha vivido desde que era un bebé, pero la graciosa pequeña no deja de sonreír en ningún momento y lleva las tendencias adaptadas a su corta edad. Un claro ejemplo de que se puede ser niña y fashion, sin caer en el exceso o la excentricidad de la hija de Kim Kardashian.


Aviso a todas las mujeres: "La Noche es Nuestra"