La pequeña Charlotte llegó a la Iglesia St. Mary Magdalene de Sandringham en un carrito vintage

La pequeña Charlotte llegó a la Iglesia St. Mary Magdalene de Sandringham en un carrito vintage