Anabel y Gil no tienen relación desde hace siete años y las últimas declaraciones del andaluz contra Anabel defendían que no quería saber nada de ella y que “no la consideró mi hija”. Unos sentimientos que se reflejaban después de que ayer no quisieran verse coincidiendo en el mismo espacio. Con quien si se vio Anabel fue con María Jesús, enfrentándose con la Miss cara a cara.

“No entiendo por qué Anabel me odia” comenzaba reconociendo María Jesús, que aseguraba que desea que padre e hija “entierren el hacha de guerra” y confesaba: “José María quiere a sus hijos, y en casa ha llorado por ellos”. La misma María Jesús comentaba que en más de una ocasión ha mediado para que se reconciliasen y ha defendido ante Gil: “Tu hija se está equivocando, pero es tu hija. Y no puedes hablar así de ella”.

Sin embargo, Anabel lejos de apaciguar los ánimos sacaba a la luz una carta que le había enviado su padre en la que le anunciaba todo lo que María se había quedado que era suyo, a lo que la modelo se defendía: “pregúntale a tu tía, porque cuando tu padre te mandó eso estaba aliado con ella”.

Siguiendo en pie de guerra y aprovechando que coincidía después de mucho tiempo, Anabel acusaba a la pareja de su padre: “Quemaste mis coches de caballos para cobrar el seguro”. “Lo que estás diciendo es muy grave, y como no tengas pruebas te vas a buscar un problema” recriminaba la miss, que pedía a su abogado desde el plató que grabara el programa.

Cuando ambas coincidieron en plató, María Jesús se acerco para darle la bienvenida, después de darle permiso para estar en su entrevista, a lo que Anabel se negó rotundamente demostrando que la brecha es irreconciliable.