Aunque el hermano del jugador del Barcelona se encuentra ingresado en el hospital por un accidente en la misma lancha en el río Paraná hasta el 23 de diciembre, está bajo custodia policial, y parece que al salir del hospital ingresará en prisión preventiva, en esas fechas tan especiales para pasar con la familia.

Según informó la Policía de Investigaciones, el arma estaba “apta para ser disparada” y tenía seis balas, aún no está claro si el hermano de Messi disparó a alguien y todo este asunto tendrá que aclararse tras el análisis de las manchas de sangre.

Por el momento el futbolista y su mujer, Antonella Roccuzzo, no han querido decir nada sobre el tema, estarán muy preocupados por Matías, esperando que los abogados puedan evitar que vaya a prisión, al menos, en estas fechas.