Allí, Toño nos habló de lo que más le duele de todo lo que dicen de él en Sálvame: “Vivo perfectamente sin ese mundo en el cual yo estaba muy metido pero me he dado cuenta que todo era mentira, todo al final cuando te llamaban para pedirte los favores entras en una rueda que te crees que hay amigos y no hay. En un trabajo y yo he pecado de ingenuo en ese sentido”.

Además, Sanchís nos habló de cómo se encuentra su proceso judicial con Belén Esteban: “Si me condenan tampoco la justicia sabe realmente cuando hay un contrato de un 30% pero sí que acreditan que ha habido una serie de contratos en los cuales hay un 30%. Yo espero que la justicia eso lo interprete y que en ese sentido me dé la razón. Yo no me he quedado con nada que no me hayan dicho y que no me corresponda. Más no puedo decir. Todo lo que ha salido ya pues bueno… son cosas que adornan y que dan contenido a vuestro programa pero tú sabes que eso es mentira. Engañar a la gente no está bien”.

También manda un dardo directo contra su exrepresentada: “Este personaje no es como ella se muestra, a mí me lo ha demostrado, me ha hecho mucho daño, ha hecho mucho daño a la gente que yo quiero y eso es muy difícil perdonar, encontrar un punto de encuentro… Me gustaría encontrar un punto de encuentro dentro de la situación en la que estamos instalados. Creo que el diálogo siempre hay que tenerlo pero cuando una persona está cerrada en banda y no quiere hablar, pues bueno no habrá valorado los diez años de trabajo conjunto y de amistad. Yo sí que lo valoro, a mí me duelen muchas situaciones y cuando la he visto decir las cosas que ha dicho”.