Durante la cena se subastó una fotografía de Leo Messi por 5.500 euros. Esta fotografía fue hecha la temporada pasada por Pep Morata, de Mundo Deportivo, y fue firmada por el propio Messi.

La chaqueta que la motociclista Laia Sanz llevó en el Dakar terminó subastada por 6.000 euros, la pieza más cara de la noche.

La Fundación Esport Solidari Internacional trabaja actualmente en proyectos solidarios en 27 países y su objetivo es que los niños necesitados del mundo puedan practicar deporte en la misma vez que reciben una educación que les será vital para tener un futuro mejor.

A la gala no quisieron faltar rostros conocidos como el presentador Jordi Hurtado, Regina Dos Santos, Fernando Esteso, Karmele Marchante, Lucrecia, Gisela de Operacón Triunfo o Elsa Anka.