Bachelot que fue ministra de Salud y Deportes en Francia durante el Gobierno del expresidente Nicolas Sarkozy afirmó durante una tertulia en el programa Le Grand 8 que la lesión de rodilla que obligó al tenista a abandonar las pistas durante el 2012 hasta el 2013 se debían a un positivo en un dopaje supuestamente encubierto por el deportistas: “Sabemos que la famosa lesión de Rafa Nadal, que le tuvo siete meses fuera de la competición, es ciertamente debido a un control positivo” aseguraba la exministra.

Nadal en su respuesta se limitó a enviar un comunicado en el que desvelaba que ya había puesto el asunto en manos de la justicia, que ahora le han dado la razón. “Reiterar el máximo respeto al procedimiento judicial del que hemos conocido su resolución, queriendo dejar constancia una vez mas de mi máximo respeto y confianza en la Justicia francesa y en sus Tribunales que han dictado sentencia sobre este lamentable asunto” pronuncia el mallorquín, que continúa: “Cuando presenté la demanda pretendí no solo defender mi integridad e imagen como deportista sino también los valores que he defendido a lo largo de mi carrera y evitar futuras conductas en cuanto a que, cualquier persona pública o privada pueda lanzar acusaciones injuriosas en un medio de comunicación contra un deportista, sin fundamentos ni datos que puedan demostrarlo, quedando impune. La motivación como ya dije en su momento nunca fue económica”.

“Tal y como dije desde el mismo día que presenté la demanda, la totalidad del importe de la condena irá destinada a obras sociales en Francia y lo único que lamento es que no haya sido mayor para poder llegar a un mayor número de organizaciones que atienden a personas con algún tipo de necesidad” ha terminado expresando el tenista en dicho comunicado.