Lejos de elegir un disfraz terrorífico, Paula se decantó por un look mucho más angelical y es que se disfrazó de Barbie con un conjunto muy ajustado en tonos metalizados y peluca color platino. Con la gran sonrisa que le caracteriza, Paula salió de casa junto a su hija y se subió rápidamente al coche de su amiga Isabel Navarro que eligió un disfraz mucho más apropiado para la ocasión.

Con el disfraz de este año queda claro que el verdadero seguidor de esta tradición americana es David Bustamante y es que atrás quedan los disfraces laboriosos y terroríficos que lució la pareja en años anteriores.

Lo que sí hizo la actriz un año más fue compartir su fiesta con sus seguidores más fieles de las redes sociales y es que Paula utilizó su cuenta de Instagram para publicar algunas de las instantáneas más divertidas de la noche, tanto es así que incluso subió una fotografía junto a su hija Daniella, quien se disfrazó de Harley: “Dos rubias muy legales”.