Tras tomar algo con sus compañeros, Mila salió del local para montarse en un taxi, mientras estaba despidiéndose de sus compañeros, Mila tenía la mano en el borde de la puerta del maletero, que había abierto el taxista para meter la maleta, hasta que la cerró dejando la mano de Mila dentro sin querer, según Chelo García Cortés: “Mila dio un grito terrible y realmente estábamos aterrorizadas de que se hubiera cortado la falange del dedo meñique de la mano derecha”.

Un ambulancia tuvo que acudir a recoger a Mila, quien asegura que no quería saber nada en el momento pero sangraba muchísimo: “No me quedé sin el dedo meñique de milagro. Fue una sensación horrible. Cuando me di cuenta estaba sangrando y la yema del dedo colgando”.

La colaboradora conectó ayer en directo con el programa a través de una conversación telefónica en la que relató lo ocurrido, y aseguró que había necesitado cinco puntos de sutura y que había perdido la uña. Ayer estaba fuera de España con su familia, pero debido al malestar que tenía, estuvo planteándose coger un vuelo vuelta a España antes de lo esperado.

Todo esto ocurre algo más de un mes antes de las campanadas, por lo que tendrá que olvidarse del susto y recuperarse para estar al 100%.