Una noticia que no solo ha llenado de alegría a María Zurita, sino también a sus padres, doña Margarita y el doctor Carlos Zurita, que se convertirán en abuelos por primera vez ya que su otro hijo, Alfonso Zurita, tampoco tiene descendencia.

Aunque María había intentado en varias ocasiones convertirse en madre, no ha sido hasta ahora cuando parece que está a punto de cumplir su objetivo. Una maternidad que afrontará como madre soltera ya que no se le conoce ninguna pareja después de romper en 2004 con el diplomático Jorge Urbiola y anteriormente con Javier Larraínzar en 2003.

Quienes la conocen aseguran que es una mujer moderna, con la mente muy abierta y una gran profesional, dirigiendo ella misma su propia empresa. Ahora María afronta está nueva etapa cargada de ilusión y felicidad.