María Patiño nos confesaba hace una semana que le haría muchísima ilusión dar las campanadas, además defendía que era de justicia por su peso en el programa. Y parece que la cúpula está de acuerdo con la colaboradora porque la ha elegido como la cuarta confirmada para subirse al balcón de la plaza del sol el 31 de diciembre.

María Patiño ha mostrado su felicidad con la vehemencia que le caracteriza, llegando incluso a emocionarse de alegría. Una alegría que se ha visto enturbiada muy rápido por el mal rollo que ha invadido el plató después del último bombazo de Kiko Hernández.

Según Kiko, Lydia Lozano ha vetado a sus compañeras para que no puedan vestir en una noche tan especial de la misma firma que ella, chantajeando a la marca con que si le prestan ropa a sus compañeras ella dejará de vestir dicha firma. Una información que Lydia no ha tardado en negar, aunque le ha costado estallar en lágrimas.