Tras la entrevista que dio Terelu Campos en Sálvame Deluxe donde habló sin tapujos de sus relaciones sexuales cabe preguntarse si la presentadora imitará a Carrie Bradshaw y habrá algún capítulo de ‘Sexo en Nueva York’.

La llegada de las Campos a Barajas rumbo a Estados Unidos estuvo rodeada de una gran expectación: periodistas, curiosos y trabajadores del aeropuerto luchaban por acercarse a ellas como si fueran estrellas de cine, algo que parecían con sus abultados equipajes, abrigos de pieles y grandes gafas de sol.

El marido de Carmen Borrego, José Carlos Bernal, quiso despedirse de su mujer en el aeropuerto, cosa que no hizo Bigote Arrocet, a quien no vimos y que no sabemos si aparecerá en la tercera temporada después de ser uno de los grandes descubrimientos de las dos anteriores.

Este programa será la vuelta de María Teresa Campos a la televisión después del ictus cerebral que sufrió el pasado mes de mayo, aunque al parecer la veterana periodista prepara otros formatos para Telecinco.

Hemos querido conocer de primera mano las sensaciones que tienen las mujeres Campos ante estos nuevos capítulos de su reality, y han querido contarnos lo que van a hacer allí y algunos detalles que hasta ahora se desconocían.

La matriarca de la familia ha querido aclarar el porqué de que su pareja, Edmundo Arrocet, no viaje con ellas esta vez.

Maria Teresa Campos nos ha confesado el motivo por el que su pareja no va con ellas: “No viene porque somos las Campos y él sólo ha hecho cosas puntuales”, y también ha querido contarnos que no le da pena separarse de él porque son muy pocos días y aunque se va a perder su cumpleaños, pronto se volverán a ver.

La hija mayor de María Teresa, Terelu, también nos ha confesado lo que le está ocurriendo últimamente: “Con la edad me estoy liberando, si no hago algunas cosas con mi edad, no sé cuando las voy a hacer”. Ambas disfrutarán junto a Carmen Borrego de este viaje como si fueran adolescentes. Las Campos volverán dentro de poco, y están convirtiéndose de nuevo en el reality más esperado.