Los Reyes Felipe y Letizia asistieron a la recepción celebrada en su honor por el presidente de Israel, Reuven Rivlin, y su esposa, Nechama, que tuvo lugar en el Palacio de El Pardo. Ésta forma parte de la visita de Estado que realizaba el mandatario estos dos días y con ella finaliza.

Doña Letizia una vez más ha vuelto a confiar en el negro para una cita de noche. En esta ocasión lució un nuevo vestido de Carolina Herrera. Durante la recepción, se vio una enorme sintonía de Doña Letizia con la Primera Dama israelí, quien a causa de la fibrosis pulmonar que padece debe utilizar asistencia de oxígeno. Letizia le ha prestado su brazo en todo momento para ayudarla a caminar.