La periodista ha desvelado que según una fuente cercana a la expareja ha podido confirmar que ambos han retirado las demandas que había interpuesto en los últimos años. Y finalmente el hijo mayor de Kiko Rivera vivirá en Londres junto a la modelo y Jota Peleteiro y cuando el niño tenga que viajar a España para visitar a su padre será Jessica quien se haga cargo de los gastos de transporte. Además, según Vidal se seguirán manteniendo los 400€ de manutención que pasa Kiko a Jessica Bueno para los gastos de su hijo.

En el acuerdo también se obliga a la modelo a hacer frente a los gastos derivados de la escolarización del pequeño, así como las actividades extraescolares que tengo programadas.

De esta manera se cerraría varios años de enfrentamiento entre los que un día fueron pareja por la custodia de su hijo Francisco.