Y es que el también compositor, ha sido el artífice del gran éxito de ‘Te dejé marchar’ de Luz Casal.

P: Sabes que este libro, u otro que hubieras escrito cuando fue súper Hombres G, en aquel súper boom, habría sido un éxito, un exitazo de ventas.

DS: ¿Sí? no sé, ya se han escrito otros libros de ‘Hombres G’, no los he escrito yo pero bueno… Esto lo he hecho porque me han convencido los de Planeta, y Gonzalo Abadía, que me ha ayudado mucho con el libro. Pero ni siquiera me lo había planteado, escribir libros.

P: Y tienes una letra bonita, por lo menos las de los cuadernos rubios rojos, muy familia Summers.

DS: Sí, tengo la letra bonita. Escribo con el Ipad siempre, pero antes siempre lo hacía a mano. Yo antes tenía una guitarra, un cuaderno y un boli, eso es todo lo que necesitaba para escribir. Hacía una canción, le daba la vuelta a la guitarra y ahí escribía la letra. Y todos los cuadernos los tengo guardados, todo lo que he escrito en mi vida.

Antes tachaba, rompía, empezaba otra vez, rompía, empezaba otra vez… Ahora es más cómodo.

“¿QUE ‘SUFRE MAMÓN’, ES FÁCIL? HAZLA TÚ Y PROVOCA QUE LE PARTA EL CORAZÓN A UNA PERSONA CON TRES ACORDES”

P: Pero cualquiera que lea eso también dirá: “Pero si las canciones de Hombres G no tenían nada, si eran muy fáciles”. A lo mejor como las de Alaska, la gente que lea esto de rompe, tacha…

DS: ¿Sí? Lo que les diría, es que lo intenten ellos. Dirán: “Joe… Sufre mamón es una canción facilona…”. Hazla tú, y provoca que la canción provoque lo que ha provocado mi canción, no es nada fácil.

O sea, hacer música sencilla es lo más difícil del mundo, hacer música complicada es facilísimo, lo puede hacer cualquiera. Porque tienes que meter muchos acordes raros y tal… pero hacer una canción con tres acordes, y una melodía bonita, y que le parta el corazón a una persona, no es nada fácil hacerlo, está al alcance de muy pocos.

SABE DE QUÉ DEPENDE EL ÉXITO Y LA PERCEPCIÓN QUE TENGAN DE TI: “SIEMPRE HE SIDO AMABLE. JAMÁS HE DICHO NO A UNA FOTO”

P: Es curioso lo que cuentas en el libro que cuando terminas el concierto dices que te vas diez minutos para estar solo.

DS: Sí, claro, porque eso es una consecuencia de hacer lo que te gusta. A mí lo que me gusta es hacer canciones, cantar, tocar y crear, pero luego sufres las consecuencias de eso… El mogollón, la gente que te coge, te da un abrazo no sé qué y esas cosas me agobian un poco pero aún así, lo llevo de maravilla ¡eh!

Yo te puedo decir que jamás he atendido mal a nadie en mi vida cualquier persona que en estos últimos 35 años me ha pedido una foto, un autógrafo… siempre he sido amable. Pero, ¿sabes por qué?

Porque, me di cuenta, al principio del todo ¡gracias a Dios! de que el éxito y la fama, magnificaban mucho las cosas. Entonces, si tú conoces a un famoso, me conoces a mí, y yo soy cariñoso y amable contigo, esa persona llega luego a casa y dice: “He conocido a David Summers y es un tío simpatiquísimo, amable, cariñoso y tal”. Lo magnifica, y a lo mejor solamente me he hecho una foto, le he sonreído y ya está… Te magnifica esa persona; y al ser cariñoso y ser famoso eres la ost** de cariñoso.

Pero al contrario también, si tienes un día malo, y no has dormido, y acabas de discutir con tu mujer y yo que sé y en ese momento le dices: “Mira perdóname pero en este momento no…”, ese tío luego llega a casa y dice: “He conocido a David Summers y es un gilipollas, un cretino, un idiota, le he pedido una foto y me ha dicho que no…”. Merece la pena ser siempre amable, siempre cariñoso, porque ellos van a magnificar eso. Incluso van a hacer creer a la gente que eres mejor de lo que eres.

“ESTOY HABLANDO CONTIGO PORQUE UNA VEZ HICE SUFRE MAMÓN, NADA MÁS QUE POR ESO. ESA CANCIÓN ME DIO TODO”

P: ¿Tu canción favorita?

DS: Uff, tengo favoritismos distintos, ‘Sufre mamón’ es mi canción más querida. Yo hice una vez ‘Sufre mamón’ y por eso estoy hablando contigo ahora mismo, nada más que por eso. Porque un día hice esa canción.

Esa canción me dio todo, me abrió muchas puertas, se encendió un fuego que todavía mantengo encendido todavía desde entonces y ha sido la canción que nos ha abierto países enteros, pueblos enteros, razas distintas. Le debo toda mi vida a esa canción. Aunque tengo muchas de las que estoy más orgulloso como por ejemplo ‘Lo noto’, ‘Te dejé marchar’ que hice para Luz…

DAVID SUMMERS, EL COMPOSITOR: ES EL CREADOR DEL FAMOSO TEMA ‘TE DEJÉ MARCHAR’ DE LUZ CASAL… ¿Y DE OTRO NUEVO?

P: Yo creo que la gente no sabe que tienes esa faceta, no saben a lo mejor que has compuesto para gente como Luz Casal.

DS: Sí, tampoco lo he hecho tan habitualmente, porque solo trabajo así con amigas como Luz, o con amigos que me piden letras y tal pero no… o sea tengo tanto trabajo con ‘Hombres G’, que no tengo tiempo.

Si me dedicara sólo a componer para otros puede que fuera feliz además, me gustaría hacerlo. Ahora estoy componiendo para nuestro disco nuestro y escribí una canción muy bonita y dije “joe este tema para Luz sería precioso”, porque tiene esa potencia vocal, esa manera… Entonces la llamé: “Oye niña que tengo una canción muy bonita para ti…”, me dijo “mándamela”, se la mandé y me dijo me encanta¡ y así funcionamos…

P: Me ha sorprendido lo que cuentas de escribir una palabra como para romper ese papel en blanco, es curioso…

DS: Yo quedarte así pensando… no puedo. Tengo que escribir algo lo que sea, escribo cualquier cosa. Cuando no sabía cómo arrancar, pues contaba lo que estaba viendo, por ejemplo decía ya se está haciendo de noche…

Por ejemplo cuando hice ‘Temblando’, estaba temblando, me temblaba la mano, entonces puse temblando… cuando hice ‘La bomba fétida’ era un día de abril, estaba lloviendo, el cielo era una nube gris entera, yo contaba lo que veía a mí alrededor. Tener un punto de partida es muy importante, eso lo decía Woody Allen. Allen lleva muchos papeles de frases que escribe en el bolsillo. Una idea que te lleva a otra, así es como funciona la creatividad.

DAVID SUMMERS: “SÍ SOY UN POCO MELANCÓLICO, PERO EN EL ESCENARIO ME LO PASO DE PUTA MADRE”

P: En el último concierto que diste en Torrejón, te vi como melancólico, pero ¿es así?…

DS: Un poco melancólico sí que soy la verdad pero en el escenario me lo paso de puta madre siempre. Depende del cansancio y de todo… pero normalmente en el escenario soy una persona diferente de como soy en mi vida normal.

¿CÓMO ES DAVID SUMMERS EN LA VIDA NORMAL?

P: ¿Y cómo eres en la vida normal?

DS: Te quiero decir, yo nunca he sido un echado para adelante, ni me pongo a bailar encima de una mesa, ni me pongo a contar un chiste a veinte personas… Nunca he sido así, he sido más bien tímido siempre. En los bares me pongo en sitios que no tengan mucha luz. No me gusta llamar la atención, me gustan las playas vacías, los bares vacíos, me gusta la tranquilidad. Y en el escenario me pongo a hacer el gilipollas, estoy de buen humor, cuento cosas… a lo mejor cuento un chiste algún día, o me pongo a cantar un fandango de Huelva, me transformo completamente. En el escenario me siento de otra manera, me siento distinto, me siento como que… es donde tengo que estar.