Lo cierto es que la presentadora está harta de las críticas que le llueven cada vez que aparece con un nuevo vestido, ya sea por provocativo o por discreto.

La última polémica se desató en la presentación de la marca GHD, donde Pedroche acudió con un vestido rosa de manga corta y sin escote. Lo que algunos han calificado como discreto, criticándola por eso. “Es mi cuerpo, dejadme en paz”, reivindicaba la presentadora.

Lo cierto es que la polémica siempre acompaña a la presentadora y sus seguidores ya se preguntan con qué look sorprenderá en la próxima Nochevieja.