“Ojalá se pudiera meter en un frasquito la hormona de este periodo, para disfrutar siempre de esa misteriosa felicidad. Se trata de un estado único que te ayuda a enfrentarte a las cosas con una actitud mágica”, explica la modelo para añadir cómo está viviendo estas últimas semanas antes de dar a luz: “Decidir parar cuando tienes tantos proyectos buenos es complicado, así que los años iban transcurriendo. Eso sí, cuando llegó me propuse dejar por completo el estrés dos meses antes de dar a luz y venirme a casa”.

Fascinada con ser madre, Ariadne sueña con este momento desde que era niña: “Sueño con tener un hijo desde que era bien pequeña. He sido y soy una madraza. Llevar un bebé en mi interior es lo más animal que me ha pasado nunca”. Además, la canaria no descarta ampliar la familia en el futuro al lado de su pareja José María García Fraile, hijo del periodista deportivo José María García: “Si me preguntas ahora mismo, con el subidón que tengo, te diría que mi hija tendrá muchos hermanos. Pero vamos a disfrutar de ella por ahora, y más tarde ya veremos”.

Ariadne y José María han conseguido formar la familia que siempre desearon, tras siete años de discreta relación, su historia de amor da el paso más importante de sus vidas. Siempre prudente, Ariadne Artiles evita hablar de su pareja en todo momento: “Siempre he mantenido mi profesión separada de mi vida privada. Esa es principalmente la razón de que vaya sola a los eventos. Es como todo el mundo suele ir al trabajo; nadie va acompañado”.